Cargando...
Estás en:  Portada  >  Opinión  >  Artículo

Uruguay no será un paraíso de drogas

Por   /   Martes, 4 | febrero | 2014  /   No hay comentarios

Considerado como un día histórico, el 10 de diciembre del 2013, el Senado uruguayo aprobó con 16 votos a favor y 13 en contra el proyecto de ley con el que el Estado regula la producción y venta de marihuana en el país. En este sentido, Uruguay se convirtió en el primer país del mundo en legalizar el cultivo, procesamiento y venta de marihuana. 

La última marcha con la marihuana ilegal en Montevideo, Uruguay. Diciembre 2013 © Gonzalo G. Useta

La última marcha con la marihuana ilegal en Montevideo, Uruguay. Diciembre 2013 © Gonzalo G. Useta

Desde que el presidente de Uruguay, José Mujica, promulgó la ley de producción y venta de marihuana, muchos son los discursos a favor y en contra. Aún no se secaba la tinta de la última firma cuando la agencia antinarcóticos de la Organización de las Naciones (ONU) acusó al gobierno de violar convenios internacionales sobre control de drogas. Y aunque la norma está vigente, todavía se debe esperar la reglamentación del Ejecutivo para conocer cómo y a quiénes se otorgarán las licencias para sembrar la controvertida planta, qué variedades estarán permitidas para la producción, entre otros criterios y aspectos.

Lo cierto es que, mientras algunos pensaban que el país sería el “Holanda” de Latinoamérica, Uruguay no planea ser un paraíso de drogas para los viajeros. Según el director nacional de turismo en Uruguay, Benjamín Liberoff, los turistas no podrán comprar marihuana en el país, pues el beneficio será exclusivo para los residentes. Aunque las solicitudes de residencia en el país se han disparado desde la aprobada ley, Liberoff ha destacado que estos no tienen relación, y que el aumento “puede tener que ver con leyes como la del matrimonio igualitario, o con la tolerancia de la sociedad uruguaya, o con el crecimiento económico que hemos experimentado estos años”. Podríamos darle crédito a esta declaración, pero no total. Según el ministro de Asuntos Exteriores de Uruguay, Luis Almagro, “Las consultas van encaminadas sobre la manera de obtener la residencia uruguaya y que derechos otorga frente a la nueva legislación sobre la marihuana, o las condiciones de los turistas” refiriéndose, precisamente, a las numerosas consultas realizadas en embajadas uruguayas de todo el mundo.

Entonces, es claro que hay un porcentaje de consumidores extranjeros interesados en aprovechar los beneficios de la ley residiendo en el país. Pero el panorama parece ser distinto para los ciudadanos uruguayos, y es que según un sondeo realizado por la firma Equipos Consultores, el 66% de los uruguayos se opone a la legalización, y solo el 24% estaría a favor. Sin duda, la aprobación de esta ley fue un paso arriesgado del presidente Mujica, pero, si Uruguay logra que la norma sea un éxito, hablamos de implicaciones que van más allá de sus fronteras, siendo un ejemplo para los países de la región en la lucha contra el narcotráfico y nuevas alternativas frente al consumo de drogas blandas. Y mientras el gobierno habla de un “experimento”, lo cual es de temer si se dice en esos términos, solo nos queda esperar si en los próximos meses la ley cumple lo que promete.

 

Deja un comentario

También te podría interesar...

052-el-nacionalismo

Cómo triunfa el nacionalismo en la Europa del siglo XXI

Abrir artículo →