Cargando...
Estás en:  Portada  >  África  >  Artículo

Unas horas “En la boca del Lobo”

Por   /   Viernes, 24 | enero | 2014  /   2 comentarios

Nacido en Venezuela, de padre español y madre inglesa; aunque su mezcla étnica es mayor: abuela francesa y abuelo luxemburgués, tatarabuela judía de Bohemia…  quizás sea esa mezcla la que le ha llevado a componer su propio país con rincones distintos  del mundo.  Aún hoy, sigue en busca de nuevos olores, barrios, gente, sonrisas…  piezas que como las de un puzle se unan y sigan componiendo su intensa vida. Porque al igual que Kapuscinski, Ramón Lobo nunca tuvo miedo al “Otro”.

Pero no es lo único que les une, también tienen en común su gran amor al continente africano. Irak, Bosnia-Herzegovina, Croacia, Serbia, Kosovo, Haití, Kenia, Ruanda, Suráfrica, Namibia, Sierra Leona… destinos a los que viajó como enviado especial durante sus 20 años en El País. Escenarios que ambientaron sus noticias y la de otros pocos periodistas, ya que no han sido muchos los valientes que se han asomado a ese “otro lado”, ya sea por el peligro que a veces conlleva, o porque el continente en sí, no es de gran interés informativo para la mayoría. 

Es de los que piensan que el reportero debe trasladarse al lugar de los hechos, tener cercanía con la noticia y trabajar con emociones para poder conectar con el “Otro”.

Yo aprendí en Bosnia, que nosotros tenemos que trabajar con emociones, porque sino un texto está muerto. Mi capacidad de emoción es lo que me permite conectar con la emoción de los otros, hay que conseguir textos vivos, eficaces. Para eso hay que salir a la calle y tener paciencia

Es esencial salir a la calle sea donde sea, sino es imposible que tú puedas contar nada. Ahora estamos en un momento que la dificultad, es que la gente quiera pagar por lo que hacemos. Si todos hacemos lo mismo, entonces va a ser muy difícil. Yo creo que el periodismo debe estar en contacto con la gente. Y si vas a contar una historia, tiene que haber gente en las historias, sino es imposible. Si vas a hablar de los desahucios tendrás que meter personas, no vas a hablar sólo con cifras. Las cifras es una  estadística, la estadística  es una forma de mentir como otra cualquiera y lo que tienes que hacer es introducir personas , una historia dentro de tu trabajo y luego podrás regarlo con todo tipo de cifras que quieras.

Aunque él ha sido enviado especial, ha envidiado al corresponsal porque su estancia permanente le permite profundizar más en el tema a tratar. Pero, a la vez, también ve ventajas en la figura de enviado especial que el corresponsal no puede ofrecer. 

El enviado especial ofrece una mirada fresca, puede valorar cosas que el corresponsal no valora. Pero el enviado especial al fin y al cabo va a una realidad distorsionada, con una falta de conocimiento. Tienes que tener unos instrumentos del oficio, un reportaje se hace igual en Lavapiés que en Kosovo.

Nosotros somos buscadores de contextos y yo estaba educado para eso, iba a un sito del que no tenía ni idea, aterrizo, me miro cosas en el avión, todo está más o menos conectado. Tú ya sabes qué tienes que preguntar a una serie de personas y tienes que encontrar a esas personas que te ayuden a entender el marco. Ahora, si sabes mucho del tema, puede que estés metiendo tú marco y tú percepción de las cosas. Yo siempre he tratado de jugar con esa ventaja, no sé lo suficiente pero eso me permite la sorpresa, voy a jugar con la sorpresa, a mi me gusta preparar mis viajes algo, pero no me gusta preparar los viajes de forma exhaustiva porque entonces no va a haber sorpresas, lo único que voy a llegar a los sitios a confirmar todo lo que sé. El corresponsal tiene la ventaja que se tira  dos, tres, cuatro años en un sitio y puede tener fuentes. Tú cuando estás de enviado especial hablas con uno, con otro, con otro y al final vas profundizando y te vas. En cambio el corresponsal tiene la ventaja de que puede seguir profundizando durante varios años.

Yo admiro al corresponsal que sabe que puede contar las cosas de muchas formas. Por ejemplo, Enric González estuvo de corresponsal en Roma, a través del fútbol contaba Italia. 

Foto de Felipe Larach

Foto de Felipe Larach

 

Aboga sobre todas las cosas por el contacto con la gente, esa gente que te va a dar su visión sobre lo que está pasando, con fuentes de primera mano, lejos de Instituciones, Administraciones… y  será esa conversación, ese diálogo o investigación de la que quizás nazca una historia más atractiva a la que ibas buscando. 

Conseguir la confianza de la gente es parte de tu trabajo. El enviado especial lo que desarrolla es una técnica de comportamiento,  inconscientemente desarrollas un mecanismo en el que consigues darle confianza a esa gente. Llegas y les transmites que llegas desde muy lejos y que tienes todo el tiempo del mundo para escuchar su historia;  no tienes todo el tiempo del mundo, pero lo que no tienes son 2 minutos. Tendrás que estar ahí un par de horas tranquilamente. Entonces  cuando vas buscando una historia te sorprende que muchas veces, hay una historia detrás de otra historia que es mucho mejor. Que es un poco lo que decía Kapuscinski, para hablar sobre gente tendrás que haber estado con ellos, al menos un minuto, pasar silencios, tratar de entender. 

Estamos en una época de crisis económica, crisis que ha afectado de una forma muy agresiva al mundo de la comunicación: despidos, EREs, cierre de medios… también estamos en una época  de constante cambio con la aparición de las nuevas tecnologías. Pero quizás, también ha llegado el momento de reinventarse y hacer las cosas de otra manera; y dejarnos de escudar en la crisis y sus consecuencias.

Los medios en general hemos perdido nuestra función, no es por la crisis, ya lo habíamos perdido antes. La crisis simplemente nos ha puesto desnudos, nos ha dejado expuestos, porque hace mucho tiempo que no se hace periodismo, salvo excepciones. Porque incluso en los medios más basura, hay gente que intenta hacer bien las cosas, pero son las excepciones, no la norma. Son pequeños accidentes que ocurren todos los días.

Las nuevas generaciones de periodistas lo tenemos difícil. Vamos a ser los conejillos de india de estos cambios, de estas “pruebas”. Hacerse un nombre en el momento en el que vivimos es difícil, pero según Lobo, no imposible. 

Mira tengo una historia con eso, una chica me dijo que estaba pensando hacer un Máster y que le costaba 2800 euros, le dije mira haz un reto personal, con esos 2800 euros vete a la India. Personalmente te va a aportar más formación y desde allí escribes un Blog, aunque no te lea nadie. Tienes que formarte como persona. 

Generaciones que como la mía, acudimos a los veteranos en busca de esperanza y aliento como él mismo escribe en uno de sus post. Tantos hemos sido los que últimamente hemos llamado a su puerta, que de esas conversaciones él también decidió escribir algo sobre nosotros: “¿Qué necesita un joven periodista para ser periodista?”. Y por alusiones a esa joven con “demasiados defectos”, gracias por ese soplo de positivismo que nos infundió. 

Pero en España, no sólo las nuevas generaciones nos hemos visto afectadas por esta crisis del periodismo, sino que cada vez está desapareciendo  más la figura del periodista especializado. Ese periodista que es capaz de analizar además de informar, que lleva a sus espaldas una gran trayectoria, conocimientos sobre el tema y años y años de experiencia. Él mismo se vio afectado por el ERE de El País en 2012. Y es que como decía Gonzalo Fanjul en uno de sus post  homenaje a la trayectoria de Lobo. ¿Quién escribirá ahora sobre África?

 

 

Sobre el autor

Licenciada en Economía y en Periodismo. Ayudante de Producción en La Sexta Televisión

¿Periodista o Economista? ¿Economista o Periodista? Da igual como me designe, porque soy licenciada en ambas carreras. Actualmente produzco en La Sexta. En un futuro Italia, Londres, NY, Korea... espero que ambienten las líneas de mis artículos, crónicas o piezas. Por ello quiero empezar a dirigir mis pasos hacia ese objetivo y este periódico será la plataforma en donde empiece mi camino.

2 comentarios

  1. Haridian dice:

    Muy buen trabajo el que has realizado. Sin duda, ha sido otra manera de conocer la labor periodística, de la mano de una persona que cuenta con una interesante y amplia trayectoria. Espero que para ti haya resultado también una muy buena experiencia.

     

Deja un comentario

  • Aquí se habla de…

  • Marcando el tiempo…

    junio 2018
    L M X J V S D
    « feb    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930  

  • Nos interesa tu opinión…

También te podría interesar...

Madres desde la infancia. Fuente: Naciones Unidas.

África subsahariana registra el mayor número de embarazos adolescentes de los últimos años

Abrir artículo →