Cargando...
Estás en:  Portada  >  América  >  Artículo

Una violenta disputa entre hinchas de Vasco da Gama y Atlético Paranaense se salda con cuatro aficionados heridos graves

Por   /   Martes, 10 | diciembre | 2013  /   No hay comentarios

Un violento enfrentamiento entre aficionados de los equipos brasileños de Vasco da Gama y Atlético Paranaense se ha saldado hoy con cuatro heridos graves en el partido que enfrentaba a ambos equipos correspondiente a la última jornada de liga.

Los incidentes registrados en el estadio Arena de Joinville (estado de Santa Catarina) comenzaron mediada la segunda parte, justo cuando el conjunto local se adelantó en el marcador, lo que suponía el descenso matemático para Vasco da Gama.

El árbitro de se vio obligado a suspender el partido durante 17 minutos en los que, a través de la retransmisión televisiva, pudieron verse escenas de extrema violencia y en los que la seguridad del estadio no intervino.

Transcurrido ese tiempo la Policia Militarizada brasileña intervino con contundencia en las gradas y evitó que los heridos que yacían inconscientes en el suelo fueran linchados por los aficionados más violentos.

El portavoz policial Adilson Moreira aseguró que el partido era “un evento privado por lo que la seguridad interna tiene que ser garantizada por guardias privados contratados por Atlético Paranaense”.

“Nosotros solo éramos responsables de la vigilancia en las inmediaciones del estadio”, concluyó.

Cuatro aficionados, dos por cada equipo, fueron trasladados al hospital en un helicóptero sanitario que aterrizó en medio del estadio estado.

Los heridos, identificados como Estevao Viana de 24 años, William Batista de 19, Gabriel Ferreira de 29 y Diogo Cordeiro de 29, se encuentran en estado grave pero no en coma, informaron fuentes sanitarias.

El más grave de ellos, William Batista, fue sometido a una tomografía ya que sufrió un traumatismo craneoencefálico, pero se descartó que las heridas tuvieran consecuencias ulteriores.

El presidente del Vasco da Gama y exfutbolista, Roberto Dinamite , solicitó la cancelación del partido al entender que no se daban las condiciones de seguridad mínimas para reanudar el encuentro.

Sin embargo el partido continuó y se saldó con una sonora victoria de Atlético Paranaense por 5-1, lo que garantiza al club local su participación en la próxima Copa Confederaciones y el descenso del histórico Vasco da Gama a la segunda división brasileña.

De este modo se une a otro club histórico de Río de Janeiro, el Fluminense, que el año próximo disputará la segunda división pese a haberse alzado con la victoria final en el campeonato liguero el pasado año.

La carencia de seguridad en los estadios del país que albergará el próximo Mundial entre junio y julio de 2014 ha abierto en el país un debate que ha tenido su eco en el extranjero.

Para atajar las dudas la Procuraduría General del Superior Tribunal de Justicia Deportiva (STJD) del país iberoamericano abrió inmediatamente después de la conclusión del partido un procedimiento de denuncia contra ambos clubes.

Como consecuencia el Atlético Paranaense podría ser obligado a jugar con puertas cerradas durante veinte partidos, así como a pagar una multa de 100.000 reales (unos 43.122 dólares), según informaron fuentes del STJD.

 

Sobre el autor

Licenciado en Historia y Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid

Madrid, 1986. Me inicié en el periodismo de la mano del diario digital PRnoticias y me apasioné de este oficio en el diario Público. Actualmente trabajo en la delegación de la Agencia EFE en Río de Janeiro.

Deja un comentario

También te podría interesar...

accidente_caravana_maruichuy_bcs_0

La candidata presidencial indígena de México sufre un accidente de tráfico

Abrir artículo →