Cargando...
Estás en:  Portada  >  Asia y Oceania  >  Artículo

Un dron sobrevuela Homs y refleja el horror tras cinco años de guerra en Siria

Por   /   Sábado, 6 | febrero | 2016  /   No hay comentarios

Un vídeo de un minuto tomado por un avión no tripulado que surcaba los cielos de la ciudad de Homs ha captado unas imágenes devastadoras que muestran la destrucción de esta localidad tras cinco años de guerra civil en Siria.

La grabación fue subida este pasado martes al canal de YouTube. El dron estaba controlado por Alexander Pushkin, un cámara que dirige una compañía de aviones no tripulados de grabación con la denominación de Rusia Works, y que ha realizado varios vídeos de paisajes devastados por la guerra de Siria, según recoge The New York Times. Asimismo, el vídeo fue difundido por la comunidad Save Homs dentro de la red social Facebook. 

Save Homs

Fuente: Facebook

Homs, la tercera ciudad más grande del país sirio, ha sido convertida en un campo de batalla fundamental en la guerra desde que fuera denominada la “capital de la revolución” por los opositores al régimen de Bashar Al Asad a principios del año 2011. El gobierno lanzó una ofensiva para tomar el bastión de la oposición, sitiando el hogar de decenas de miles de personas. El régimen tiene ahora el control de una ciudad que se encuentra abandonada y reducida a escombros.

El vídeo de Pushkin se ha hecho viral y ha dado la vuelta a las redes sociales como una muestra de la devastación y de la crueldad de una guerra que se ha cobrado más de 250.000 vidas y que ha provocado la reveladora cifra de más de 4.500.000 de refugiados esparcidos por el mundo, de acuerdo con las cifras de Naciones Unidas. Las imágenes han removido las conciencias de muchos usuarios en Twitter, a través del hashtag #Homs, que se han hecho eco de la crudeza de un conflicto que parece no llegar a su fin.

Y es que nos encontramos a aproximadamente un mes de que se cumplan cinco años de guerra en Siria. En marzo del año 2011 las protestas contra el régimen de Al Asad emergieron en la ciudad sureña de Daraa después de la detención y tortura de algunos adolescentes que pintaron consignas revolucionarias en una pared de una escuela, según recogía la BBC en un repaso histórico al conflicto.

El gobierno usó la fuerza para tratar de contener las protestas, pero su acción no hizo más que propagar las manifestaciones a lo largo del país. Desde la capital, Damasco, y su zona rural, pasando por las ciudades de LatakiaHamaHoms y Banias en el norte del país y llegando a las ciudades del este Deir el Zor y Qamishli.

La ciudad de Homs en ruinas

Fuente: Agencia EFE.

La violencia se intensificó y el país se sumió en una guerra civil con la formación de brigadas rebeldes para luchar contra las fuerzas del gobierno y pugnar por el control de las ciudades, pueblos y zonas campestres del país. La lucha llegó a la capital, Damasco, y a la segunda ciudad más grande, Alepo, en el año 2012.

A lo largo de estos años, el conflicto ha ido recrudeciéndose y haciéndose más complejo con el avance y el impacto de las numerosas fuerzas involucradas en él. Las viejas luchas entre chiíes y suníes también se encuentran presentes en el país. Al Asad, de confesión alauí muy cercano al chiismo, cuenta con el apoyo de Irán y  Rusia, éste último debido a sus intereses comerciales en la compra de armamento.

Por el contrario, otros actores como Arabia Saudí y Turquía, de corte suní, han sido acusados por el régimen de Al Asad de financiar a los rebeldes sirios en su lucha contra el gobierno. Estados Unidos y la coalición internacional también se posicionaron del lado de los rebeldes en contraposición con el gobierno, aunque su mayor preocupación en los últimos años haya estado en luchar contra un nuevo y peligroso actor que se ha sumado al conflicto: el Dáesh.

El autodenominado Estado Islámico ha tomado el control de grandes extensiones de terreno en Siria e Irak, donde proclamó la creación de un supuesto “califato” en junio de 2014. Los numerosos combatientes extranjeros están involucrados en una “guerra dentro de la guerra” en Siria, con otros protagonistas como el Frente Nusra, afiliado a al-Qaeda, así como las fuerzas del gobierno y los kurdos.

Mapa de la guerra en Siria

Fuente: BBC e Institute for the Study of War (ISW).

El conflicto con Dáesh supuso un nuevo impulso a la búsqueda de una solución política en Siria. EE.UU. y Rusia renovaron sus esfuerzos para conseguir que los representantes del gobierno de Al Asad y la oposición pudieran asistir a “conversaciones de proximidad” en Ginebra en enero de 2016 para discutir un Consejo de Seguridad y una hoja de ruta para la paz. Estas negociaciones incluirían un alto el fuego y un período transitorio que pudiera finalizar con unas elecciones.

Sin embargo, las conversaciones de paz para poner fin al conflicto se han roto después de sólo dos días, debido al avance del ejército de Bashar al-Assad en Alepo. El diálogo para la paz de Ginebra, que se inició finalmente este pasado 1 de febrero, ha sido puesto en “pausa” por la ONU por esta falta de acuerdo entre el gobierno y los rebeldes, según informa William Watkinson para International Business Times. Mientras, los civiles que siguen viviendo en Siria y aquellos que se encuentran repartidos por el mundo esperan que se llegue a un acuerdo para poder regresar a su país y tratar de reconstruir lo que una vez fuera su hogar.

 
 

Deja un comentario

También te podría interesar...

seísmo Taiwán

Taiwán, 10 días después del terremoto

Abrir artículo →