Cargando...
Estás en:  Portada  >  Asia y Oceania  >  Artículo

Trump y Oriente Próximo, una relación autoritaria

Por   /   Lunes, 23 | enero | 2017  /   1 comentario

El juramento del cargo por Donald Trump el pasado 20 de enero abre un periodo de inestabilidad en la región. El presidente electo apuesta, en materia de política exterior, por estrechar los lazos con Israel y Rusia, poner fin al Estado Islámico (ISIS) y reorientar el pacto nuclear con Irán. 

Trump jura el cargo junto a su esposa, Melania. Fuente: EFE

Trump jura el cargo junto a su esposa, Melania. Fuente: EFE

Donald Trump se ha convertido en el 45º presidente de Estados Unidos. La firma del cargo en el Capitolio de Washington el pasado viernes por parte del republicano inicia una era marcada por las dudas en lo que se refiere a la relación con Oriente Próximo. El legado dejado por Barack Obama en cuanto a la política exterior en la región choca con las pretensiones del nuevo inquilino de la Casa Blanca.

Durante su campaña electoral, Trump criticó duramente los puentes tendidos por el ahora ex presidente demócrata en Irán. El magnate neoyorquino hizo públicas sus intenciones de reorientar el pacto nuclear establecido entre el gobierno iraní y el país norteamericano. Asimismo, declaró que su política de actuación se centrará en acabar con el Estado Islámico (ISIS), con la ayuda incondicional de Rusia, y fortalecer los vínculos con los gobiernos de Israel, Egipto, Turquía y Siria. Según varios medios de comunicación, esta actitud un tanto radical, lejos de ser rupturista, se asemeja a las tradicionales políticas republicanas en la región. 

Fin al terrorismo de ISIS

El objetivo prioritario del presidente electo pasa por poner fin al Estado Islámico (ISIS), por ello ha instado a sus generales a que le presenten en el plazo máximo de 30 días desde su investidura un plan de acción que acabe con el grupo terrorista. Al aumento de las tropas del Pentágono en Siria e Irak, bajo el mando del nuevo jefe, James Mattis, se le suman las intenciones por permitir que Rusia, Irán y la guerrilla shiíta libanesa Hezbollah intensifiquen las operaciones militares en estos países.

Según El País, el acuerdo entre estos Gobiernos y los EE.UU de Trump por vencer al ISIS trae consigo la continuidad del régimen sirio de Bashar Al Assad. Esta supervivencia del dictador sirio en Damasco también beneficia al gobierno ruso de Putin, puesto que, de ser así, seguirá manteniendo su flota naval en el enclave estratégico de Tartus.

Alianzas con regímenes autoritarios

Trump apuesta por una fuerte relación con el gobierno de Netanhayu. Fuente: El País

Trump apuesta por una fuerte relación con el gobierno de Netanhayu. Fuente: El País

La buena sintonía del presidente electo con Putin se ha extrapolado a otros países. En el caso de Israel, Trump ya ha anunciado su voluntad de trasladar la embajada norteamericana de Tel Aviv a Jerusalén, reconociendo a esta como capital del Estado. El designado para realizarlo es David Friedman, un abogado bastante apreciado entre los colonos judíos radicales y del gusto de Netanyahu. Sumado a ello, la abstención estadounidense en la votación de la resolución 2334 del Consejo de Seguridad con respecto a la construcción y ampliación de las colonias israelís enfría las relaciones de paz entre israelíes y palestinos; estos últimos califican al magnate de racista

Del mismo modo, Trump apuesta por un robustecimiento de las relaciones con los Gobiernos autoritarios de Erdogan en Turquía y de Al Sisi en Egipto, quienes rápidamente le felicitaron por su victoria electoral.

“Después de dos mandatos, los estadounidenses eligieron a los republicanos y deseo que esa elección contribuya a un desarrollo democrático y pacífico”, afirmó Erdogan durante un discurso.

Ambos dirigentes se han caracterizado por una política conservadora, limitando las libertades públicas y silenciando de forma violenta cualquier oposición o manifestación izquierdista contra el régimen dictatorial.

Negativa al pacto nuclear con Irán.

La ya iniciada legislatura del presidente abre un nuevo escenario de relaciones con Irán. Meses antes de la investidura, Trump bautizó el pacto nuclear entre Teherán y Washington, como el “peor acuerdo nunca alcanzado”. El mandatario estadounidense dejó claras sus intenciones de revocarlo, una acción que no podrá llevar a cabo sin el apoyo del G5+1, conformado por miembros del Cuerpo de Seguridad de la ONU y Alemania. De ser efectivo, la revocación supondría la reaparición de las armas nucleares y la bomba atómica en Oriente Próximo. 

 

Sobre el autor

Periodista por la Universidad de Zaragoza. Apasionado de todo lo que entrañe las palabras periodismo y educación. Ahora combino este máster en Periodismo Transmedia con el grado en Pedagogía, también por la UNED, a la vez que disfruto de una beca en una consultoría de marketing y comunicación.

1 comentario

  1. Periodismo Multimedia de Agencia dice:

    Excelente trabajo, Carlos. Completo y bien planteado tanto el texto como los elementos no textuales.

     

Deja un comentario

  • Aquí se habla de…

  • Marcando el tiempo…

    junio 2017
    L M X J V S D
    « feb    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  

  • Nos interesa tu opinión…

También te podría interesar...

Fuente: AP

Derogan una ley que permitía bodas entre violadores y víctimas en el Líbano

Abrir artículo →