Cargando...
Estás en:  Portada  >  Asia y Oceania  >  Artículo

Tensión en el Mar de China Meridional

Por   /   Martes, 19 | enero | 2016  /   1 comentario

El gobierno chino sigue muy de cerca los movimientos de Tsai Ing-wen, reciente vencedora de las elecciones presidenciales en Taiwán y futura presidenta del país.

islas Spratly artificial

Islas Spratly. China está construyendo desde 2014 distintas bases e islas artificiales en las aguas territoriales que reclama en el Mar de China Meridional. Fuente: EFE

Tsai es la líder del Partido Demócrata Progresista (PDP), fuerza progresista y nacionalista taiwanesa. Aunque el PDP y la propia Tsai han rechazado la independencia, la futura presidenta expresó su voluntad de defender la soberanía de la isla frente a China tras conocer su victoria en las urnas: 

“No es sólo una victoria electoral, sino un llamamiento a formar un Gobierno más en sintonía con el pueblo… y que proteja la soberanía”.

Las primeras reacciones por parte de Pekín no se han hecho esperar y medios afines al gobierno chino han insistido en que la victoria de los independentistas en las elecciones presidenciales “no significa que la mayoría de los taiwaneses apoyen la independencia”, rechazando de plano que Taiwán sea considerado un estado soberano, algo que “es completamente imposible” para las autoridades chinas.

Protestas Filipinas Pagasa Islas Spratly

Activistas filipinos en la isla de Pagasa, en las Islas Spratly. Fuente: Kalayaan ATIN ITO

La situación en el Mar Meridional de China es delicada. A principios de enero de 2016 aterrizó un avión civil chino en una isla artificial construida en un arrecife de las disputadas islas Spratly, pese a las protestas de Vietnam, Filipinas y Estados Unidos.

El anterior encontronazo entre China y uno de sus vecinos ocurrió a finales de diciembre, cuando un grupo de unos 50 activistas filipinos -la mayor parte de ellos estudiantes- ocuparon la isla de Pagasa durante unos días, del 26 al 30 de diciembre, desencadenando la furia de las autoridades chinas.

Previamente, en otoño de 2015 se produjo otro incidente, esta vez entre Estados Unidos y China, cuando la Marina estadounidense decidió enviar un buque de guerra a aguas en disputa. La última vez que EE.UU. navegó en ese área fue en 2012, cuando las islas artificiales no habían sido aún construidas.

Son varios los factores que convierten a esta región en una prioridad para China. Al hecho de que unos 50.000 barcos y el 80% de las importaciones chinas y japonesas surquen estas aguas cada año, se le añade que se crea que existen importantes reservas de gas y petróleo. De modo que el acceso al océano Pacífico con fines comerciales y estratégicos resulta prioritario para Pekín.

Disputas mar Meridional de China

Fuente: CNUDM, CIA, BBC

Grosso modo, los litigios que mantiene China con sus vecinos son los siguientes: las Islas Senkaku con Japón, las Islas Paracel con Taiwán y Vietnam, y las Islas Scarborough con Filipinas y Taiwán. Las islas Spratly, formadas por 750 atolones, son reclamadas por China, Taiwán, Filipinas, Vietnam, Malasia y el sultanato de Brunei.

En el siguiente vídeo el corresponsal de la BBC Rupert Wingfield-Hayes sobrevoló en una avioneta privada la zona de seguridad establecida por China, a 140 millas de la costa de Filipinas, pudiendo apreciarse claramente las obras que está llevando a cabo el gobierno chino.

 

1 comentario

  1. […] esto acontece en el marco de la constante expansión de Pekín en el mar de China Meriodional por medio de la construcción de bases e islas artificiales, lo que genera recelos y tensiones en […]

     

Deja un comentario

También te podría interesar...

seísmo Taiwán

Taiwán, 10 días después del terremoto

Abrir artículo →