Cargando...
Estás en:  Portada  >  Asia y Oceania  >  Artículo

Se disparan los secuestros de periodistas en 2014

Por   /   Miércoles, 11 | febrero | 2015  /   No hay comentarios

Oriente Medio es una mancha negra para la libertad de prensa. Así lo confirman los datos del informe publicado ayer por Reporteros Sin Fronteras (RSF). Su presidenta en España, Malén Aznárez, ha alertado de que el pasado año “se cruzó una línea roja bélico-informativa sin precedentes y de consecuencias desastrosas” para el reporterismo de conflictos armados.

Reporteros sin Fronteras

Balance ‘Informe 2014 Libertad de Prensa’ de RSF.

Pese a que el ligero descenso de periodistas asesinados -66, nueve menos que en 2013- pudiera parecer esperanzador o incluso un avance en la libertad de información, los secuestros se han disparado. 2014 cerró con 119 periodistas secuestrados, 32 más que el año anterior.  Además de que otros 178 fueron encarcelados y a estas cifras también habría que sumar los 19 periodistas-ciudadanos muertos, así como el fallecimiento de 11 colaboradores de medios de comunicación, personas esenciales para la cobertura de países en conflicto.

Según Aznárez, los periodistas se han convertido en “un  claro objetivo de guerra y no sólo son utilizados como un arma, sino como propaganda de guerra”. Los primeros puestos del ránking mundial de peligrosidad lo ocupan varios países de Oriente Medio. Siria, la franja de Gaza, Irak y Libia son los lugares donde la brutalidad y el horror se ceba con los profesionales de la información. Los asesinatos se cometen con mayor barbarie incluyendo la decapitación, difusión de vídeos y amenazas.

Siria, el país más peligroso del mundo para los periodistas

Un total de 27 periodistas fueron secuestrados el pasado año y 15 fueron asesinados en Siria.  En palabras de Aznárez, este país se ha convertido en un “agujero negro de la información”. Allí, los predadores de la libertad de prensa son los grupos islamistas armados, que multiplican los secuestros y las amenazas desde la primavera de 2013.

malen aznarez y majid y ehsan

A la izquierda el periodista sirio Majid Al-Bunni, junto a Malén Aznárez y Ehsan Mehrabi.

El esfuerzo por impedir que exista una información independiente y las intimidaciones son tan fuertes que el número de profesionales que se ha visto obligado a optar por el exilio se ha duplicado respecto al año anterior.

En la presentación del ‘Informe Anual 2014 de la Libertad de Prensa’ de RSF en Madrid, el joven periodista sirio Majid Al-Bunni, ahora exiliado en Alemania, contó los obstáculos a los que tienen que hacer frente los periodistas en Siria. Él mismo fue detenido y torturado, por sus ideas políticas. La radio independiente siria, Baladna (Nuestro país) en la que trabajaba, fue sometida a amenazas del régimen sirio, grupos extremistas y de algunos partidos políticos étnicos. Además, sufrieron un ataque informático por parte de los partidarios del régimen de Al-Assad. Tras una fuerte persecución, decidió pedir asilo en Alemania, desde donde trabaja para la organización MICT, que apoya a radios independientes en el exilio.

 

Deja un comentario

También te podría interesar...

seísmo Taiwán

Taiwán, 10 días después del terremoto

Abrir artículo →