Cargando...
Estás en:  Portada  >  Opinión  >  Artículo

Riek Machar, de compañero de filas de Salva Kiir a su mayor opositor

Por   /   Domingo, 29 | junio | 2014  /   No hay comentarios

Riek_Machar by Hannah McNeishLas diferentes etapas de la vida Riek Machar (Leer, 1953) han estado marcadas por el conflicto: dos guerras civiles, la lucha por la independencia con el régimen de Jartum, y, ahora, cuando Sudán del Sur se hace realidad convirtiéndose en un Estado con apenas tres años de vida, un enfrentamiento, de tintes étnicos, con el presidente del país, Salva Kiir, marca la realidad de este hombre de origen nuer y la de todo su joven país.


Hace escasamente un año, Riek Machar fue destituido como vicepresidente de Sudan del Sur; de esta manera, la segunda autoridad del país desaparecía para convertirse en opositor del actual gobierno, al tiempo que revelaba la lucha interna por el poder y la inestabilidad del recién creado Estado.

Las acusaciones que se lanzaron tanto el presidente Salva Kiir, de etnia dinka, como Machar, de origen nuer, no consiguieron esconder la lucha por el poder que mantenían y que hace insostenible un gobierno con ambas figuras, representantes de las dos etnias mayoritarias de Sudán del Sur.

Kiir señaló que el que fuera su vicepresidente había intentado derrocarlo por medio de las armas, mientras que Machar negaba esta acusación y aseguraba que su salida de gobierno se debía a su intención de presentarse como candidato a las elecciones presidenciales de 2015, algo que le enfrentaría en las urnas a Kiir, en caso de que éste optara por presentarse.

Sin embargo, hubo un tiempo en que estos dos hombres lucharon en el mismo bando, bajo las órdenes de John Garang por la independencia de Sudán del Sur frente a los diferentes gobiernos de la República Islámica de Sudán.

Machar se unió al SPLM (Movimiento Popular por la Liberación de Sudán) de John Garang en 1984, grupo al que perteneció hasta 1991, cuando pasó a formar parte de una escisión llamada SPLM Nasir.

En ese mismo año contrajo matrimonio con Emma McCune, una trabajadora humanitaria británica, que murió dos años más tarde, estando embarazada, en un accidente de coche en la capital de Kenia, Nairobi.

En la actualidad, Machar está casado con Angelina Teny, quien desde 2005 a 2010 desempeñó el cargo de ministra de Estado de Energía y Minas del gobierno de Unidad Nacional, con sede en Jartum.

Poco más se conoce de la vida privada del que fuera un joven estudiante negro, africano, con pasaporte sudanés, que se doctoró en Filosofía y Planificación Estratégica en la Universidad de Bradford, en Reino Unido, a mediados de la década de 1980.

El resto de su vida pública ha sido un ir y venir de las filas de Garang, y por tanto, del SPLM, movimiento al que parece haber renunciado definitivamente con su salida del gobierno y su firme oposición a Kiir, a quien acusa de comportamientos dictatoriales y de dar a “sus milicias y el ejército ugandés” la cifra de “4.6 mil millones de dólares”, según publicaba el propio Machar el pasado mes de marzo a través de su perfil oficial en Twitter.

Su alejamiento del SPLM comenzó en 1991, cuando se unió a la escisión SPLM Nasir, a la que perteneció hasta 2002, año en que se reconcilió con John Garang.

Mientras tanto tuvo tiempo para firmar un acuerdo de paz con el gobierno de sudanés de Omar al-Bashir en 1997, ser nombrado por éste como su asistente y renegar del cargo, algo que levantó sospechas entre los hombres de Garang.

Sin embargo, estas desconfianzas no impidieron que Machar volviera a unirse a Garang y llegar a convertirse en vicepresidente de la región autónoma de Sudán del Sur, tras la firma del acuerdo de paz con Jartum en 2005.

Pocos meses después de este compromiso, muere Garang en un accidente aéreo, por lo que fue el propio Kiir quien reafirmó a Machar en el cargo, cuando alcanzada la independencia de Sudán del Sur como país le reservó el puesto de su segundo, el de vicepresidente.

Durante sus escasos dos años en este puesto, Machar ha sido alabado por su papel de mediador entre el gobierno de Uganda y el Ejército de Resistencia del Señor (LRA); al mismo tiempo que criticado por apoyar la lucha contra el líder rebelde George Athor, quien acabó siendo asesinado cerca de la frontera entre Sudán y Sudán del Sur.

Tras su destitución como vicepresidente en julio de 2013 y la acusación de estar detrás del intento de golpe de Estado de diciembre de ese mismo año, Machar se encuentra en paradero desconocido, pues sobre él pesa una orden de arresto.

En cuanto a la matanza de cientos de personas de la etnia dinka en Bor, Machar aseguró a través de su Twitter que condenaba “enérgicamente” lo ocurrido y acusaba a “las fuerzas del gobierno vestidos de civil” de los asesinatos.

El que fuera primer vicepresidente de Sudán del Sur niega querer acceder al poder a través de las armas, es más, en una reciente entrevista con Agence France Press ha asegurado que él no controla a los combatientes. “No puedo decir que los controlamos, pero estamos esperando que podamos controlarlos porque los estamos entrenando y los estamos disciplinando”.

“¿Cuándo nos convertimos en un ejército? Cuando nos vimos expulsados de Juba, aquellos que se rebelaron… Nos llevó tiempo reagruparlos en una fuerza viable bajo un control y comando -ha señalado Machar a AFP- También tenemos combatientes voluntarios: los civiles que tienen sus propias armas de fuego, que se unieron a la guerra”.

Palabras que hacen presagiar un futuro poco prometedor para el acuerdo de alto el fuego que tanto Machar como Kiir firmaron el pasado 9 de mayo en Addis Abeba, el cual sería un primer paso para poner fin a lo que según el propio Machar es una “crisis sin sentido”.

 

Deja un comentario

  • Aquí se habla de…

  • Marcando el tiempo…

    enero 2018
    L M X J V S D
    « feb    
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  

  • Nos interesa tu opinión…

También te podría interesar...

Policía afgana

El eco de las explosiones terroristas

Abrir artículo →