Cargando...
Estás en:  Portada  >  África  >  Artículo

Primera condena en Egipto por la muerte de una joven tras sufrir una ablación

Por   /   Viernes, 6 | febrero | 2015  /   No hay comentarios

El caso de Soheir al Bata, una joven egipcia que murió en junio de 2013 después de ser sometida a una ablación, por fin ha sido sentenciado. Después de meses de lucha en los juzgados, una corte de apelación condenó este lunes a dos años de prisión al doctor que le practicó la intervención al entender que cometió homicidio imprudente. Se trata de la primera condena en el país árabe desde que se prohibió la práctica en 2008, por lo que las organizaciones que luchan por erradicarla lo consideran un éxito. 

ablacion-femenina

La pequeña, de tan sólo 13 años, fue llevada por su progenitor a la consulta de Raslan Fadl, famoso en una pequeña aldea del Delta del Nilo por mutilar a las niñas por un módico precio. Horas después de la operación, la niña murió por una alta dosis de anestesia, según afirma el informe forense.

Tras su muerte, la familia denunció al médico pero poco tiempo después retiraron la querella. Varias organizaciones defensoras de los derechos de la mujer tomaron el testigo, alegando que la familia había sido silenciada bajo soborno. En noviembre de 2014, otro jurado absolvió tanto al doctor como al padre -también denunciado por las organizaciones- pero finalmente el último fallo los ha condenado a ambos.

Raslan Fadl se enfrenta a dos años por homicidio, y a tres meses y una multa de 500 libras egipcias por practicar la ablación. El progenitor ha corrido mejor suerte, ya que se le ha condenado a tres años de cárcel suspendidos, que sólo se cumplirán si vuelve a someter a alguna de sus hijas a la operación.

Ambaro_640

La mutilación genital femenina se proclamó como delito en el Código Penal egipcio desde 2008, y aunque el número de prácticas disminuyó, todavía son muchas las mujeres que son sometidas a tal barbarie. Según un informe de Naciones Unidas del 2013, el 91% de la población femenina del país en edad fértil ha sido víctima de ablación, una práctica muy arraigada en su cultura, tanto para musulmanes como para cristianos. 

Pese a su prohibición, muchas familias siguen obligando a sus hijas a pasar por ese calvario. Unas alegan motivos de higiene, otras afirman que si no serán rechazadas por sus futuros maridos. Y el hecho de que sea ilegal todavía lo hace más peligrosa, ya que ahora se hacen clandestinamente y las jóvenes son mutiladas con cuchillos o navajas. Aunque las penas todavía son demasiado leves, la condena ante el caso de Soheir al Bata da un halo de esperanza a todo el que quiere erradicar esta costumbre. Hoy en día 3 millones de niñas al año sufren ablación en todo el mundo.

 

 

 

Deja un comentario

También te podría interesar...

Madres desde la infancia. Fuente: Naciones Unidas.

África subsahariana registra el mayor número de embarazos adolescentes de los últimos años

Abrir artículo →