Cargando...
Estás en:  Portada  >  Opinión  >  Artículo

Pena de Muerte y Civilización

Por   /   Sábado, 8 | febrero | 2014  /   No hay comentarios

Pocas cosas conserva la humanidad desde que vive en civilización, y aunque suene contradictorio, una de ellas es la pena de muerte. 

Condenado en un corredor de la muerte estadounidense(AP Photo/Seth Perlman, File)

Condenado en un corredor de la muerte estadounidense (AP Photo/Seth Perlman, File)

 En Diciembre de 1948, la Asamblea General de la ONU adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos, que en su art. 5 expresa que “nadie será sometido a tortura ni a penas a tratos crueles, inhumanos o degradantes”. Pero no establece taxativamente la abolición de la pena de muerte.  Organismos como Amnistía Internacional, opinan que la pena de muerte viola este artículo.

 Existen argumentos a favor y otros en contra de su aplicación. 

Quienes la  defienden  aseguran que esta pena ofrece consuelo a los familiares de la víctima, para delitos atroces es la única pena que hace justicia, es eficaz para impedir determinados delitos, evita que los criminales puedan seguir cometiendo delitos fugándose de prisión por ejemplo y es un ahorro de costos para el sistema que debe continuar manteniendo al delincuente.

Y quienes son sus detractores aseguran que el derecho a la vida es fundamental y básico, es un método cruel que atenta contra la dignidad humana, implica crear el oficio del verdugo, no es aplicar justicia sino venganza y desconoce que la justicia es impartida por hombres con posibilidad de equivocarse o corromperse.

Cuando los argumentos son éticos o valorativos poco se puede hacer para lograr un consenso, pero ante la afirmación mas divulgada de que ayuda a prevenir delitos, los números indican que en EEUU donde en algunos estados todavía se aplica la pena de muerte, hay muchísimos mas asesinatos que en Europa, donde no se aplica (en el 2012 cada 100.000 habitantes EEUU tenía una tasa del 4.7 de homicidios, en tanto que Europa 3.5 *).

La mayoría de las ejecuciones tuvieron lugar en China, Irán, Irak, Arabia Saudita, Estados Unidos y Yemen, en ese orden. 
Se calcula que a finales del 2012, estaban condenadas a muerte al menos 23.286 personas en todo el mundo**. 

El preso mexicano Edgar Tamayo fue el último ejecutado en Texas el pasado 23 de Enero, mediante inyección letal, por haber asesinado a un policía en el año 1994.  Estuvo 20 años en el llamado corredor de la muerte, otros 13 presos mexicanos se encuentran en esa situación.

Y otra vez se instaló la polémica.  El gobierno nacional a través del Departamento de Estado emitió un comunicado sobre esta ejecución.  En el mismo deslindó la responsabilidad en las autoridades del Estado de Texas, por no permitir que el caso de Tamayo sea  revisado por la Corte de Avena.  Según la Convención de Viena para Relaciones Consulares, a la que EEUU se adhirió en el año 1969, los condenados extranjeros tienen el derecho a que su caso sea revisado y reconsiderada su sentencia por la Corte de Avena. 

Es paradójico el concepto de desarrollo para la humanidad.  Asesinar desde el aparato del Estado aún es lícito en algunas regiones, igual que en la Edad Media los bárbaros, tribus de origen germánico, eran tan violentos incluso con su propio pueblo, que su nombre se convirtió en sinónimo de cruel e incivilizado. 

Fuentes:
**Amnistía Internacional
*ONUDD, Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito

 

Deja un comentario

  • Aquí se habla de…

  • Marcando el tiempo…

    agosto 2018
    L M X J V S D
    « feb    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  

  • Nos interesa tu opinión…

También te podría interesar...

052-el-nacionalismo

Cómo triunfa el nacionalismo en la Europa del siglo XXI

Abrir artículo →