Cargando...
Estás en:  Portada  >  América  >  Artículo

Obama anuncia el fin de la recopilación masiva de datos y más control de los programas de espionaje

Por   /   Domingo, 19 | enero | 2014  /   No hay comentarios

Obama, en una comparecencia reciente.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció ayer nuevos límites para los programas de espionaje y un progresivo cese de la recopilación masiva de datos telefónicos de los ciudadanos y de líderes internacionales a cargo de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, en sus siglas en inglés), en un discurso en el Departamento de Justicia.

Obama explicó que las revisiones que plantea terminarán con el programa de espionaje, filtrado por el exanalista de la CIA Edward Snowden al diario The Guardian, tal y como funciona actualmente, aunque confió en que se habiliten unos mecanismos que garanticen al mismo tiempo la privacidad de la población y la seguridad nacional. “Las reformas que propongo hoy deben dar al pueblo estadounidense una mayor confianza en que sus derechos están siendo protegidos, mientras nuestras agencias de inteligencia y policiales mantienen las herramientas que necesitan para mantenernos seguros”, aseguró.

Más allá de la voluntad de cambio, no obstante, el presidente estadounidense tampoco especificó demasiados detalles de su nueva política —que se puede consultar en el siguiente enlace, en inglés—, sobre todo porque el Departamento de Justicia y las agencias de inteligencia aún deberán diseñar las modificaciones que consideren oportunas y proponerlas al Congreso antes del 28 de marzo. Hasta esa fecha, la NSA mantendrá la competencia para vigilar las comunicaciones, pero deberá solicitar aprobación judicial para acceder a ellas. Asimismo, se detendrá el espionaje a los líderes de los países aliados y se extenderá la protección a los ciudadanos extranjeros.

Las reformas avanzadas ayer por Obama, las mayores en materia de espionaje en más de una década, son el fruto de seis meses de trabajo con sus asesores y la respuesta a las revelaciones efectuadas por Snowden, a raíz de las que se descubrió que el gobierno estadounidense empezó a registrar las llamadas telefónicas de centenares de millones de personas, incluidos dirigentes de otros países, tras los atentatdos del 11-S de 2001. El escándalo y las críticas internacionales, especialmente en Brasil y Alemania, que provocaron estas informaciones contribuyeron (junto a los fallos en el lanzamiento de la reforma sanitaria) a que el mandatario norteamericano, también premio nobel de la paz, tenga hoy la popularidad más baja de su presidencia y ha llevado ahora a una revisión de los métodos con que operan las agencias de espionaje de Estados Unidos.

La existencia de estos programas fue defendida insistentemente por Obama a lo largo de su comparecencia. Según afirmó, el país no estaba lo suficientemente preparado antes del 11-S y gracias al papel de sus servicios de inteligencia es hoy más seguro. Sin embargo, reconoció también que pueden suponer una amenaza para la privacidad de los ciudadanos y de ahí, añadió, las modificaciones propuestas. De hecho, el pasado mes de diciembre el juez federal Richard Leon dictaminó que ese programa podría vulnerar la Cuarta Enmienda de la Constitución estadounidense (que protege a las personas de investigaciones arbitrarias) y dio la razón a dos demandantes que aseguran que es inconstitucional, aunque después el Departamento de Justicia apeló esa decisión.

 

Deja un comentario

  • Aquí se habla de…

  • Marcando el tiempo…

    septiembre 2018
    L M X J V S D
    « feb    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930

  • Nos interesa tu opinión…

También te podría interesar...

accidente_caravana_maruichuy_bcs_0

La candidata presidencial indígena de México sufre un accidente de tráfico

Abrir artículo →