Cargando...
Estás en:  Portada  >  África  >  Artículo

Miles de africanos tienen 60 días para abandonar Israel o ir a la cárcel

Por   /   Lunes, 5 | febrero | 2018  /   No hay comentarios

La Autoridad de Población, Inmigración y Fronteras de Israel comenzó a entregar el domingo órdenes de deportación a solicitantes de asilo eritreos y sudaneses residentes en Israel, dando inicio así a su plan para expulsar a unos 40.000 africanos del país, informa el medio local “The Times of Israel“.

BenjaminNetanyahu.EFE .aspx

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. EFE/Archivo

En la misiva, según señala la misma fuente, se les comunica que cuentan hasta finales de marzo para abandonar el país, y se les ofrece para ello una cuantía de 2.908 euros (3.500 dólares) y un billete de avión. La carta indica que serán enviados a un país africano que disfruta de un “gobierno estable”, si bien, no se identifica a cuál, señala este medio digital.

Israel aprobó en enero un plan por el que prevé expulsar del país a entre 35.000 y 40.000 africanos que ingresaron ilegalmente al país durante la última década, principalmente procedentes de Sudán y Eritrea, devastadas por las guerras. El gobierno israelí rechaza la solicitud de refugio aduciendo que la gran mayoría son inmigrantes económicos que buscan una mejor calidad de vida y no refugiados genuinos.

Tachados de “infiltrados” por el ministerio de Seguridad Pública de Israel en un comunicado, la alternativa que se les ofrece si no lo abandonan antes de la fecha señalada, es la expulsión forzosa o la cárcel por un tiempo indefinido. Según datos de la agencia Reuters, han recibido ya la notificación para ser deportados 20.000 hombres.

El acuerdo ha sido ampliamente criticado por grupos de derechos humanos, al tiempo que ha dividido a la propia población, una parte de la cual considera que Israel tiene la obligación moral de albergar a los africanos, teniendo en cuenta el destino de los refugiados judíos que fueron expulsados ​​de los países occidentales durante el Holocausto.

La publicación británica “The Economist” recoge en esa línea una carta escrita por un grupo de sobrevivientes del Holocausto al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, en la que le refieren:

“Nosotros que sabemos lo que es ser un refugiado, lo que es no tener un hogar ni un estado que protege nos proteja de la violencia y el sufrimiento, no podemos entender cómo el gobierno judío es capaz de deportar a los refugiados y solicitantes de asilo a un viaje de sufrimiento, dolor y muerte”.

Según datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) recogidos por Efe, hay 27.000 eritreos y 7.700 sudaneses en Israel,  pero desde 2009 solo 10 eritreos y un sudanés han sido reconocidos como asilados. Desde mayo de 2016, Israel no ha recibido ningún refugiado sudanés o eritreo, según ACNUR, que ha pedido a Israel que elimine el plan, calificándolo de incoherente e inseguro.

En esta línea, la agencia dependiente de Naciones Unidas refiere que identificó 80 casos en Italia de personas que, después de ser reubicadas por Israel a un país africano, “arriesgaron sus vidas en un peligroso viaje hacia Europa a través de Libia”, declaró el portavoz de ACNUR William Spindler en una rueda de prensa en Ginebra recogida por la agencia Efe.

Israel se ha negado a divulgar públicamente qué países africanos serán los que absorban a los expulsados, y aunque se especula con que sean Uganda y Ruanda – a los que Israel pagaría entre 3.000 y 5.000 dólares (entre 2.400 y 4.000 euros) por cada persona que acojan- este último país ha negado dicha circunstancia. En una entrevista con Efe divulgada este pasado 5 de enero, el ministro de Asuntos Exteriores ruandés, Olivier Nduhungirehe, rechazó tener acuerdo alguno con Israel en este sentido.

El plan de deportación gubernamental está dotado con 200 millones de séqueles (48 millones de euros), anota Efe. A mediados de diciembre pasado, el Parlamento israelí enmendó la llamada “Ley anti infiltración”, como parte de las medidas llevadas a cabo contra la inmigración irregular, que incluye sanciones para quienes contraten a personas indocumentadas, recuerda la agencia española.

Por su parte, Francia anunció en septiembre un aumento de 1.000 euros, hasta los 2.000, en la prima que otorgará a las personas que encontrándose en situación irregular abandonen voluntariamente el país galo, según recogió el corresponsal del diario en París, Enric González.

Una medida que, en palabras de su mandatario, Emmanuel Macron, se enmarca “una lucha total contra la inmigración clandestina”.

 

Sobre el autor

Periodista en prácticas en la Agencia Efe. Delegación de Roma.

Deja un comentario

  • Aquí se habla de…

  • Marcando el tiempo…

    abril 2018
    L M X J V S D
    « feb    
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  

  • Nos interesa tu opinión…

También te podría interesar...

Madres desde la infancia. Fuente: Naciones Unidas.

África subsahariana registra el mayor número de embarazos adolescentes de los últimos años

Abrir artículo →