Cargando...
Estás en:  Portada  >  Europa  >  Artículo

May apuesta por un Brexit “duro”

Por   /   Martes, 24 | enero | 2017  /   No hay comentarios

Cuatro décadas después de su entrada en la Unión Europea, Reino Unido buscará una salida completa de ella. Siete meses ha tardado el Gobierno en intentar aclarar lo que supone la decisión de abandonar la UE. 

Theresa May destacó en su discurso los doce puntos que guiarán la negociación de su Gobierno. Agencia EFE

El pasado martes, la Primera Ministra británica, Theresa May, dio un discurso acerca de cómo se llevará a cabo la ruptura final con el conglomerado europeo. En este texto, May apuesta por un Brexit “duro” que significará una ruptura “clara y nítida” con Bruselas.

Esta ruptura implica que el país estará fuera del mercado único. Mantener a Reino Unido dentro de este mercado es incompatible con la prioridad número uno de Londres: controlar la inmigración europea.

“No puede haber soluciones a medias si lo que quiere Reino Unido es reducir la inmigración”, aclaró la Primera Ministra Británica.

Según su discurso, Reino Unido pretende emprender negociaciones para establecer tratados de libre comercio con el resto de países europeos y terceros.

En cuanto a la Unión Aduanera, dejó abiertas diferentes posibilidades de establecer acuerdos aduaneros nuevos o entrar como miembro asociado parcial de la ya existente.

May aspira a tener un acuerdo parecido al que Canadá selló hace poco con Bruselas. Su propuesta de acuerdo comercial se acompaña, además, de otras demandas sectoriales que siguen un enfoque selectivo con el fin de preservar la participación británica en aquellos programas de la UE que le resultan especialmente ventajosos, como es el caso de la financiación de proyectos de desarrollo de la ciencia, la investigación y las iniciativas tecnológicas.

En cuanto a la inmigración, la primera Ministra aclaró:

“El mensaje del público antes y durante la campaña del referéndum fue claro, el Brexit debe significar controlar el número de personas que vienen a Reino Unido desde Europa y eso es lo que haremos”.

La inmigración neta de la UE superó la cifra de 189.000. El objetivo británico es rebajar esta cifra global por debajo de listón de los 100.000.

La protección de los derechos de los tres millones de ciudadanos europeos en el Reino Unido y de los 1,3 millones de británicos en países de la UE (principalmente en España y Francia) será otra de sus prioridades. May ha propuesto un principio de reciprocidad tanto para unos como para otros.

El proceso será, en todo caso, largo. Según el calendario establecido, May activará el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea antes de finales de marzo. Seguirán después dos años de negociaciones, al término de los cuales Gran Bretaña habrá dejado de pertenecer a la Unión Europea.

Contra su voluntad, May confirmó en su discurso que el gobierno someterá el acuerdo final  al voto de las dos cámaras del Parlamento.

 

 

Deja un comentario

También te podría interesar...

luis-guindos-1-1014x553

El Parlamento Europeo descarta a De Guindos y apuesta por el candidato irlandés para el BCE

Abrir artículo →