Cargando...
Estás en:  Portada  >  Opinión  >  Artículo

Más de 50 años tras una pluma porque “con humor se dicen las cosas de una manera más civilizada”

Por   /   Jueves, 19 | junio | 2014  /   No hay comentarios

nuria.pompeia-mujercitas-ed.kairos1975-tres

Núria Pompeia es una grande de la ilustración española, y lo fue incluso cuando en las revistas de humor la censura franquista y el machismo ensombrecían el color de las acuarelas. Pronto aprendió que “con humor se dicen las cosas de una manera más civilizada” y además de periodista y madre decidió que iba a dedicar su vida a hacer garabatos políticos con una pluma y un tintero.

Hoy cosecha tres importantes premios: la Medalla de Oro de la Ciudad de Barcelona al mérito artístico que logró en el año 2000, la Rosa del Desert en reconocimiento a la trayectoria profesional que le otorgó la Asociación de Mujeres Periodistas de Cataluña en 2003 y el Premio Creu de Sant Jordi que recibió en 2007.

Así, Pompeia hilvana una exitosa carrera como periodista, con una familia numerosa, la publicación de libros y cómics además de opinar con sus viñetas. Y es que, como dice Pompeia: “En el mundo en el que vivimos o te rebelas o te resignas y, para resignarse siempre hay tiempo” y hace tiempo que esta dibujante de 83 años decidió no resignarse hasta morir.

Sus 8 títulos y 3 antologías avalan su fuerza para abrirse camino en un mundo que, si hoy es mayoritariamente de hombres, en su tiempo simplemente era impermeable a cualquier otra mirada.

En los años 80 publicó “Cambios y recambios”, que según la descripción del diario El País era “simpático e irónico”, en el que retrató y desmitificó las pequeñas y grandes transformaciones producidas en plena Transición y la manera de relacionarse las personas, particularmente las de los niños, las mujeres liberadas o agobiadas y las parejas progresistas con contradicciones.

“Yo soy muy maniática para esto de dibujar, a veces sucede que no me sale nada y al final descubro que se debe a que no estoy utilizando el lápiz o el instrumento adecuado. Últimamente me he acostumbrado a dibujar con una pluma estilográfica que va muy bien, y la cuestión es esa pluma y no otra. Lo he intentado con dos o tres más y no es lo mismo. También sucede que comienzo a dibujar algo y no me gusta, con lo que lo repito hasta siete u ocho veces. Al final, en parte porque ya estoy muy cansada y en parte porque me he ido sugestionando, llego a creerme que ha salido mejor”, contó Pompeia al diario tras la presentación de ese libro.

Decidió dibujar por comunicar de un modo distinto, pero antes de sujetar pinceles garabateaba libretas de periodista e infravaloraba sus dotes para el dibujo: “Yo no empecé a dibujar como una vocación especial y me ha costado mucho tiempo creerme que podía hacerlo dignamente. Aún hoy, lo dudo a veces”, decía en aquella entrevista.

Siempre digna y recordando que “el humor es un arma de defensa ante lo estúpido, lo terrible y lo grotesco” Pompeia es el alter ego de muchas mujeres que aún sortean las injusticia con un lápiz como espada.  

descargaPortada de Mujercitas-Núria Pompeia

 

Sobre el autor

Periodista interesada en nuevas formas de comunicación internacional

Tras un año en la sección de cultura de la Agencia Efe emprendo la aventura de formar parte de la delegación de Santiago de Chile. Periodista interesada en nuevas formas alternativas de comunicación internacional, como los reportajes ilustrados de Joe Sacco, que sigue firmemente algunas enseñanzas de Kapuscinski como que “nadie debería escribir sobre otra persona sin haber compartido antes un poco de vida”.

Deja un comentario

  • Aquí se habla de…

  • Marcando el tiempo…

    septiembre 2018
    L M X J V S D
    « feb    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930

  • Nos interesa tu opinión…

También te podría interesar...

052-el-nacionalismo

Cómo triunfa el nacionalismo en la Europa del siglo XXI

Abrir artículo →