Cargando...
Estás en:  Portada  >  Europa  >  Artículo

Lo que Grecia se juega en las próximas elecciones

Por   /   Martes, 30 | diciembre | 2014  /   1 comentario

El Parlamento griego rechazó el lunes 29 a Dimas Stavros como presidente.

El Parlamento griego rechazó el lunes 29 a Dimas Stavros como presidente. Imagen: allfreephotos.com

Finalmente el primer ministro griego Antonis Samarás no consiguió convencer a suficientes diputados ajenos a su coalición (Nueva Democracia, de centro-derecha, y el PASOK socialdemócrata) para optar por Dimas Stavros como presidente, y la votación del lunes en el Parlamento acabó con vítores de los opositores. La tensión es palpable a medida que se acercan las ya inevitables elecciones legislativas del próximo mes, como demuestran las historias que han rodeado a esta fallida elección de un nuevo presidente para la República Helénica.

Una de las más sonadas fue la del diputado de la formación minoritaria Griegos Independientes Pavlos Chaikalis quien aseguró la semana pasada haber recibido una oferta de soborno a cambio del voto por Stavros. El diputado presentó el hecho a la fiscalía, incluida la grabación que él mismo realizó de forma oculta en una reunión (solo disponible en griego) con el sobornador, a quien se oye decir: “usted vota y entonces tiene su préstamo a partir de enero o febrero”, en referencia a una suma de 700.000 euros. Según Chaikalis, detrás estaría un asesor financiero cercano al PASOK, Giorgos Apostolopoulos. 

Las opiniones en el país sobre este episodio fueron variadas, pero muchos piensan que el testimonio aportado por Chaikalis podría ser un montaje. La fiscalía archivó el caso la semana pasada y el primer ministro Samarás anunció acciones legales contra el diputado de Griegos Independientes, a quien acusa de mentir. Lo único seguro es que el clima de sospecha contribuyó a que, si algún diputado tenía dudas, se decantara finalmente por la disciplina de partido, enterrando así la última esperanza para el gabinete actual. Y es que la votación para elegir o rechazar a Stavros, el candidato del gobierno a la presidencia, fue nominal y en voz alta.

También sorprendió la medida sin precedentes de permitir a los diputados de Amanecer Dorado que se encuentran en prisión salir de su confinamiento para la votación. Finalmente, los representantes de la formación neonazi rechazaron a Stavros, como habían anunciado, eliminando dudas sobre el carácter de esos permisos penitenciarios.

Articulos como el de Costas Iordanidis en el diario Ekathimerini señalan que el gobierno se equivocó de estrategia. Al presentar la elección del nuevo presidente como imprescindible para la estabilidad del país, Samarás aceptó el reto de la coalición izquierdista Syriza, a quien las encuestas dan como ganadora en los próximos comicios, de convertir la votación del Parlamento en un voto de confianza al gobierno. Esta visión de la votación fue también reforzada por las declaraciones y advertencias de varias personalidades desde Bruselas en el último mes, empezando por el presidente de la comisión, Jean-Claude Juncker.

Mientras los indicadores económicos y sociales del país continúan con su tendencia negativa (el desempleo rondando el 30%, la deuda pública cerca del 180% del PIB), muchos griegos afrontan las próximas elecciones con escepticismo y construyen soluciones ajenas al estado. Sin embargo, el nivel del voltaje político, con acusaciones de soborno, diputados votando desde el agujero de sus condenas por pertenencia a banda criminal y Bruselas lanzando mensajes sin maquillaje, demuestra que es mucho lo que Grecia se juega en las próximas elecciones.

 

Sobre el autor

No tengo eslogan, no tengo marca, no tengo logo. Escribo para (sobre)vivir: relato breve, poesía, guiones, y, ocasionalmente, noticias para la Agencia Efe, desde Madrid, Río o Lisboa. Me interesa la política, no me interesan las palabras vacías.

1 comentario

  1. […] El fracaso a la hora de elegir sucesor para Karolos Papoulias al frente de la jefatura de Estado, llevó en diciembre a adelantar unas elecciones generales que estaban previstas para junio del 2016. Samaras se vio incapaz de convencer al Parlamento para designar a su candidato, el conservador Stavros Dimas, ex comisario europeo, ex trabajador del Banco Mundial y ministro en cuatro ocasiones, como nuevo presidente de Grecia. Hasta en tres ocasiones fue rechazada su propuesta, lo que le obligaba, por ley, a convocar nuevos comicios. […]

     

Deja un comentario

También te podría interesar...

luis-guindos-1-1014x553

El Parlamento Europeo descarta a De Guindos y apuesta por el candidato irlandés para el BCE

Abrir artículo →