Cargando...
Estás en:  Portada  >  América  >  Artículo

La muerte del cuarto poder

Por   /   Viernes, 12 | febrero | 2016  /   No hay comentarios

Este miércoles nos levantamos con la noticia trágica y escalofriante de la muerte de una periodista mejicana que investigaba el narcotráfico en su país. Anabel Flores era madre de dos niños, uno de 4 y un recién nacido.

Anabel-Flores-Salazar-1100

Foto Agencia Veracruzana de Comunicación

La imagen de la periodista muerta en una cuneta, atada y semidesnuda ha dado la vuelta al mundo. —Deontología periodística aparte—. Por desgracia, el mundo se va acostumbrando a estas noticias. Según los datos del Comité para la Protección de los Periodistas ya van 11 reporteros asesinados desde 2011 por su labor en México.

Los datos que ofrece Reporteros sin Fronteras tampoco son muy alentadores. Durante el 2015 murieron asesinados 64 periodistas en todo el mundo y con ellos la democracia, la libertad de expresión y el “cuarto poder”.

En el mundo en el que vivimos a la gente que lucha por dignificar su profesión, ofrecer una información de calidad y sobre todo veraz, se la penaliza. Los pocos periodistas que se la juegan para hacer bien su trabajo acaban desprestigiados, sin trabajo o incluso muertos. 

A lo largo de varias décadas hemos podido observar la evolución que está atravesando la profesión periodística. Los que nos dedicamos a ella quizás sintamos cierta nostalgia del viejo, apasionado, aventurero y poderoso periodismo de antaño. Es muy posible que eche de menos un periodismo que no he conocido.

Debemos recordar que, desde la segunda mitad del siglo XIX, los medios de comunicación eran el recurso de los ciudadanos frente a los abusos de los tres poderes (legislativo, ejecutivo y judicial). Gozaban del poder suficiente para controlar e incluso derrocar gobiernos. Ahora nos encontramos ante la erosión del cuarto poder, de la credibilidad de los medios y de su poder.

La crisis económica de 2008 junto con la grave dependencia que tienen los medios de comunicación de la publicidad, de las empresas privadas o las subvenciones del gobierno han provocado que el interés por la verdad haya quedado relegado a un segundo o incluso tercer puesto. 

La falta de interés que han mostrado los medios de comunicación por la producción de un periodismo de calidad —esencial para la democracia—, el despido de periodistas veteranos, la contratación basura de jóvenes apasionados de la profesión —que incluso llegan a pagar por trabajar— agrava más la situación. 

“Algunas empresas periodísticas mantienen un gran número de colaboradores en condiciones que atentan contra la dignidad de las personas”, afirma Ignacio Ramonet.

La prensa independiente, al contar con tanta competencia, luchaba por publicar contenido de calidad, destapar casos de corrupción e injusticias.

Con la crisis los grandes conglomerados mediáticos han absorbido a los pequeños medios que, ahora, al formar parte de un gran grupo mediático, ya no tienen la calidad como principal objetivo, y sólo buscan generar grandes beneficios, sin tener en cuenta que fueron creados para cumplir con una función social.

Ante esto, los pequeños medios o se fusionan con los grupos multimedia, dependen de subvenciones gubernamentales o desaparecen. Ahí reside el dilema. O se adaptan a las exigencias y censuras “democráticas” de sus nuevos propietarios o mueren.

Poco a poco, la sociedad va tomando conciencia de esta situación y, a medida que esto ocurre, va disminuyendo la credibilidad de los medios y de sus periodistas.

Como bien señala Ignacio Ramonet, “entre la libertad de información y los ciudadanos se levanta una muralla de información tan infranqueable como los obstáculos que interponen los dictadores”, y este muro de informaciones es lo que “nos impide acceder a la información y bloquea el camino hacia el conocimiento”.

En una sociedad democrática los medios deben cumplir con su cometido: denunciar la violaciones de la leyes, los abusos de poder, las injusticias, ser el altavoz de la sociedad. Pero, desgraciadamente, en muchas ocasiones, los profesionales que lo han intentado lo han pagado caro, incluso con su vida.

 

Sobre el autor

mbalaguer47@alumno.uned.es'

Graduada en Periodismo por la Universidad de las Islas Baleares. Cursando Máster en Periodismo Internacional por la UNED y la Agencia EFE. Redactora en prácticas en la delegación de Baleares de la Agencia EFE.

Deja un comentario

  • Aquí se habla de…

  • Marcando el tiempo…

    junio 2018
    L M X J V S D
    « feb    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930  

  • Nos interesa tu opinión…

También te podría interesar...

accidente_caravana_maruichuy_bcs_0

La candidata presidencial indígena de México sufre un accidente de tráfico

Abrir artículo →