Cargando...
Estás en:  Portada  >  América  >  Artículo

La migración de la mariposa monarca peligra en América del Norte

Por   /   Jueves, 29 | enero | 2015  /   No hay comentarios

Cada otoño, las mariposas monarca comienzan un largo recorrido, desde Canadá y el norte de los Estados Unidos hacia el sur. Algunas van rumbo a California, pero la mayoría se establece, hasta finales de marzo, en las tierras de México. Sin embargo, por segundo año consecutivo este país registra cifras inusualmente bajas en la ocupación de mariposas, que alertan del riesgo que encara su fenómeno migratorio.

Mariposa monarca / Juan Emilio

Mariposa monarca / Juan Emilio

El Fondo Mundial para la Naturaleza (conocido por sus siglas, WWF), que monitorea anualmente la cifra de monarcas en sus 19 asentamientos tradicionales de hibernación, ha denotado que esta temporada se ha dado una ocupación total de 1,13 hectáreas, repartidas en el Estado de México y Michoacán.

Esto supone una recuperación del 69 % respecto al año anterior, que dejó un dato de únicamente 0,67 hectáreas, pero queda muy lejos de los registros como los del año 1996, cuando se habló de 18,19 hectáreas.

Con su característico color naranja y sus 11 centímetros de ancho con las alas desplegadas, la migración de la mariposa monarca es un fuerte reclamo turístico para la región, que ve cómo miles de visitantes llegan cada año a los santuarios para verlas volando multitudinariamente o formando grandes racimos en los árboles, de tal forma que se las confunden con hojas secas.

 

 

El peligro que corren, según indica WWF, se debe fundamentalmente a que el uso de pesticidas en el llamado “cinturón del maíz” de los Estados Unidos está afectando a su modo de alimentación. En esta zona, las orugas de las mariposas se alimentan de algodoncillo, considerado como maleza para los trabajadores de la tierra, quienes optan por productos químicos que propicien su desaparición.

El empleo de herbicidas en las plantaciones de soja y maíz hizo que el algodoncillo disminuyera en un 58 % en el periodo comprendido entre 1999 y 2010, un descenso que también afecta a otros insectos polinizadores.

Otros de los motivos por los cuales las mariposas están registrando cuotas tan bajas –la de este año es la segunda más pobre desde que la organización monitorea las colonias– son los cambios de temperatura extremos y la degradación y usos del suelo de los sitios de hibernación mexicanos.

Mariposas monarca en el santuario de Piedra Herrada (México)

Mariposas monarca en el santuario de Piedra Herrada (México) / Gaby Nadurille

En este sentido, la tala ilegal, uno de los factores clave, está reduciéndose. Esto es en parte porque se está realizando una tarea de concienciación que tiene como objetivo que los habitantes de las comunidades entiendan el valor de la conservación de los bosques, ofreciéndoles alternativas económicas sustentables para que no tengan que recurrir a la tala.

Canadá y México cuentan con legislación federal que protege a las mariposas monarca, pero no ocurre lo mismo con Estados Unidos, el tercer actor en cuestión. Allí, asociaciones conservacionistas se encuentran trabajando en solicitudes para que la monarca sea considerada “especie en extinción” y así garantizar su salvaguarda.

Mientras tanto, el director de WWF México, Omar Vidal, indica que las cifras de esta temporada debería ser “una motivación adicional” para reforzar el compromiso que hicieron los líderes de las tres naciones –Enrique Peña Nieto, Barack Obama y Stephen Harper– en Toluca (México) el año pasado. En él, los dirigentes acordaron proteger y conservar a las mariposas monarca, por lo que ahora WWF exige que este acuerdo se traduzca en “acciones concretas e inmediatas”.

 

Por Isabel Reviejo García

 

Deja un comentario

También te podría interesar...

descarga

Trump habla de un supuesto incidente en Suecia para fortalecer su política migratoria

Abrir artículo →