Cargando...
Estás en:  Portada  >  Asia y Oceania  >  Artículo

La continuidad de Arabia Saudí

Por   /   Sábado, 24 | enero | 2015  /   2 comentarios

Arabia Saudí ya tiene nuevo rey. Tras la muerte el pasado jueves del rey Abdalá bin Abdulaziz a los 90 (estimados, pues no existían registros en la época) años de edad a causa de una neumonía, su hermano y sucesor Salman bin Abdulaziz Al Saud, de 79 años, ha sido coronado este viernes en la Ceremonia de juramento de fidelidad de los ciudadanos en Riad.

El rey Salman ya ha comparecido ante el mundo, a través del canal estatal de Arabia Saudí, anunciando la continuidad del reinado y la promesa de mantener la estabilidad del mismo. Así mismo, ya ha proclamado a los sucesores (siguiendo los deseos de Abdalá), nombrando heredero a su hermano el Príncipe Murqrin de 69 años, y como segundo sucesor a su sobrino Mohammed bin Nayef de 55. De esta manera, ha garantizado la la continuidad de la corona y ha terminado con las rencillas internas por la sucesión de la misma al pasar el reino de la generación de hijos a la de nietos del fundador de Arabia Saudí.

mapa-de-arabia-saudi

Mapa de Arabia Saudí

El Reino de Arabia Saudí es el primer Estado creado de forma artificial con el consentimiento de occidente. Situado en la Península Arábiga, lo fundó Abdelaziz bin Saud en 1932, implantando una monarquía absoluta en la que el Islam juega un papel fundamental. Y es que, no es casualidad que las dos ciudades más importantes para los musulmanes (donde nació el profeta Mahoma y donde vivió), La Meca y Medina, estén en Arabia Saudí. 

Una de las peculiaridades de este modelo de monarquía, a diferencia de las europeas, es que el reinado no se hereda de padres a hijos, sino que, en el Estado saudí se hereda entre hermanos varones y por orden de edad (es decir, los hijos de Abdelaziz, en total 42) y al agotar los hermanos herederos se pasa a los nietos. Es la razón por la que los herederos a la corona son de elevada edad, algo que no favorece la estabilidad que el país necesita, pues los dos tercios de la población saudí son menores de treinta años, y reclaman figuras más jóvenes y modernistas en la corona.

 El nuevo rey de Arabia Saudí también ha querido transmitir sus deseos como nuevo rey a través de su cuenta de Twitter (@KingSalman), en la que tiene un millón y medio de seguidores: “Pido a Dios que nos conceda servir a nuestro pueblo y sus aspiraciones, a preservar la seguridad y la estabilidad de nuestra nación, y a protegerla de todo mal”

La despedida a Abdalá y la bienvenida a Salman se han desarrollado de momento sin incidentes, aunque el nuevo rey tiene que continuar enfrentándose a los desafíos que su predecesor no pudo (supo) resolver a tiempo. En el plano político, económico y social, Arabia Saudí atraviesa por la etapa más complicada de su joven historia. El presupuesto del Estado sufre el mayor déficit de la historia del país, a lo que se le añade la caída del precio del petróleo (siendo líderes en la exportación del mismo) y un gran paro juvenil.

A esto se suma la enemistad con Iran por la hegemonía regional y las complicaciones en las relaciones con EE.UU., el avance del EI en Iraq, la crisis en Yemen, el apoyo a los rebeldes sirios, el apoyo a Al-Sisi en Egipto, y un largo etcétera de complicados contextos en los que un movimiento equivocado puede ser decisivo. 

raif badawi

Manifestación para la liberación de Raif Badawi / Amnistía Internacional

En el plano de los derechos humanos Arabia Saudí se encuentra a la cola de países del mundo, y en muchas ocasiones se pueden decir que, directamente, no existen. Varias organizaciones (como Human Rights Watch) denuncian la pasividad occidental para preservar sus intereses ante las atrocidades que se cometen en el país saudí. Un ejemplo es la no libertad de expresión, con penas de cárcel y latigazos a quien se atreva a hablar contra el régimen. Es actualidad el caso del bloguero saudí Raif Badawi, encarcelado y ahora exento de recibir la segunda tanda de 50 latigazos por prescripción médica (y gracias a las manifestaciones). 

 

Páginas: 1 2

Sobre el autor

Recién licenciada en Periodismo, busco en este master la especialización en información internacional y en los nuevos canales de comunicación que nos rodean. Mi experiencia laboral se basa en política nacional (en el Ministerio de la Presidencia), en el ámbito del marketing y las redes sociales (en Extesis de Comunicación) y sobre todo en la creación de contenidos digitales (Grupo Vocento y periódicos online). Mi objetivo como periodista es saber cómo funciona el mundo y cómo poder contarlo... me encanta viajar, leer, y en general descubrir cosas del mundo en que vivimos.

2 comentarios

  1. […] Saudí se constituye como una monarquía absoluta. En su trono se asienta el recién proclamado Salman bin Abdelaziz tras la muerte de su hermano Abdalá.  Esta forma de gobierno centra todo el poder en manos del […]

     
  2. […] esta fecha se celebra el Día Nacional  de la Policía pero la muerte del rey Abdalá de Arabia Saudí modificó la festividad. Se decretó una semana de luto y la suspensión de todas las celebraciones. […]

     

Deja un comentario

También te podría interesar...

Fuente: AP

Derogan una ley que permitía bodas entre violadores y víctimas en el Líbano

Abrir artículo →