Cargando...
Estás en:  Portada  >  Asia y Oceania  >  Artículo

La amenaza yihadista continúa presente en Asia

Por   /   Miércoles, 13 | enero | 2016  /   No hay comentarios

El grupo terrorista Al-Qaeda ha sido y sigue siendo el principal baluarte en cuanto a terrorismo yihadista se refiere; no obstante su núcleo central, ubicado en Pakistán, se dedica más al entrenamiento y reclutamiento de terroristas, dejando a sus diversas ramificaciones radicales el protagonismo de los atentados.

Actualmente AQMI es la principal fuerza terrorista del norte de África; Boko Haram en Nigeria, Al Qaeda en la Península Arábiga o Al-Shabaab en Somalia. Mientras, el Estado Islámico, también conocido como Daesh o ISIS, principalmente, y Al-Nusra, en segundo lugar, mantienen el control en Siria e Irak, extendiendo su poder y atemorizando a todo el planeta. En Palestina, los tradicionales Hamas y Al-Fatah siguen siendo las dos grandes fuerzas políticas y paramilitares del país; mientras que en Líbano, Hiztballah, financiada por Irán continúa siendo el gran peligro para Israel.

Sin embargo, existen otros lugares donde las acciones terroristas de grupos yihadistas llegan a ser incluso más violentas y no son abordadas de la misma forma por los medios de comunicación; como por ejemplo Afganistán, Pakistán, India, Tailandia, Indonesia, Nigeria o Somalia. Algunos de los grupos terroristas más peligrosos en estas zonas son el Ejército de Abu Sayyaf que amenaza Filipinas; el Movimiento Islámico del Turkestán Oriental en China; o la red terrorista Jemaah Islamiyah en el sudeste de Asia.

 Abu Sayyaf

Miembros del Grupo Abu Sayyaf (ASG) izan las banderas en enero de 2016 después de prometer lealtad al Estado Islámico. (Fuente: The Manila Times)

Miembros del Grupo Abu Sayyaf (ASG) izan las banderas en enero de 2016 reafirmando su lealtad al Estado Islámico. (Fuente: The Manila Times)

Grupo militante islámico que opera principalmente en el sur de Filipinas; surgido en el año 1991 tras separarse del Frente Moro de Liberación Nacional (MNLF). Su modo de actuación se caracteriza por los atentados con explosivos, los secuestros y las ejecuciones; acciones que llevan a cabo con el único fin de establecer un Estado Islámico independiente en Mindanao, un archipiélago situado en la parte meridional del país que ha sido tradicionalmente musulmán, a partir de la interpretación más estricta de la Sharia y con ayuda de Al Qaeda Central.

Su líder, Isnilon Totoni Hapilon, juró lealtad en 2014 al Estado Islámico y desde entonces pide rescates en nombre de la organización de Abu Bark al Baghdadi. La guerra religiosa es uno de los principales motivos de actuación de esta organización, que desde 1990 lleva cometiendo secuestros de sacerdotes; según los analistas, la milicia recibe armas y apoyo de países como Afganistán.

 Movimiento Islámico del Turkestán Oriental 

El MITO atenta en la plaza de Tiananmen en el año 2013 con centenares de personas presentes. (Fuente: Reuters)

El MITO atenta en la plaza de Tiananmen en el año 2013 con centenares de personas presentes. (Fuente: Reuters)

A pesar de que el terrorismo yihadista chino es un fenómeno de carácter marginal, la provincia de Xinjiang, además del Tíbet, es la única zona donde la mayoría de la población no es china sino uigures; considerándose tal región la cuna del Movimiento Islámico del Turquestán Oriental (MITO).

Se trata de un grupo terrorista reconocido internacionalmente por Naciones Unidas, que busca la independencia del grupo étnico desde finales de los años 90 y que ha perpetrado decenas de atentados. Su enfrentamiento directo con la etnia china Han en el año 2009 dejó más de 160 víctimas. Actualmente el Gobierno chino teme la posible alianza de este grupo radical con el Daesh, milicias radicales de Afganistán y Pakistán, o con Al Qaeda.

Jemaah Islamiyah

Red terrorista islamista con sede en Indonesia que se fundó a principios de los años 90 con el objetivo de establecer un Estado Islámico que incluyese el sur de Tailandia, Malasia, Singapur, Indonesia, Brunéi y el sur de Filipinas. Franquicia de Al Qaeda en el continente asiático, es un grupo fundamentalista suní, que cuenta con el apoyo del movimiento talibán, del Frente Moro de Liberación Islámica, de Jamaah Ansharut Tauhid, o de Abu Sayyaf, entre otros.

Su origen se remonta a los años cuarenta, en el movimiento anticolonialista radical islamista Dural Islam; sin embargo, no fue hasta la década de los noventa cuando Abu Bakar Bashir y Abdullah Sungkar fundaron la organización clandestinamente, y bajo las directrices de Osama bin Landen llevaron a cabo la labor de reclutamiento, formación, financiación y adoctrinamiento, en los campos de entrenamiento de Afganistán y el sur de Filipinas.

Aunque su acción terrorista lleva ejecutándose desde finales de los noventa, lo cierto es que los ataques más sangrientos tuvieron lugar entre 2000 y 2005, donde los clubes nocturnos de Bali fueron el punto de mira de los yihadistas, al igual que los hoteles de turistas o las embajadas. En la actualidad, el grupo se encuentra prácticamente inactivo; las acciones terroristas ya no están encaminadas a establecer un califato en todo el sudeste asiático, sino más bien a destruir los intereses occidentales de la zona.

 

 

Sobre el autor

Periodista especializada en seguridad en el Mediterráneo, Oriente Medio y Próximo Oriente. Doctoranda en el Programa de Comunicación Social de la UPV-EHU.

Deja un comentario

También te podría interesar...

seísmo Taiwán

Taiwán, 10 días después del terremoto

Abrir artículo →