Cargando...
Estás en:  Portada  >  Asia y Oceania  >  Artículo

Kim Jong-un afianza su poder en Corea del Norte

Por   /   Viernes, 10 | enero | 2014  /   No hay comentarios

kim jong un

El Brillante Camarada, Kim Jong-un.

El ‘Brillante Camarada’ -como se le designa en el país- terminó el año consolidando su poder dentro del Partido del Trabajo de Corea tras la ejecución del segundo al mando, su tío Jang Song-thaek. Kim continúa tensando las relaciones entre la comunidad internacional a la que mantiene inquieta con sus continuas amenazas de guerra nuclear.

Durante los últimos meses de 2013, el líder norcoreano Kim Jong-un, el Brillante Camarada, ha llamado la atención del denominado Primer Mundo ante la purga del régimen y sus continuas amenazas contra Estados Unidos. El joven líder, que cumplió los 31 años el pasado día 8 con una gran celebración organizada por el exjugador de la NBA y amigo de Kim, Dennis Rodman, continúa consolidando su poder dentro del hermético país a través del miedo y la opresión como hicieron su abuelo, Kim Il-sung, el fundador de Corea del Norte, conocido como el Gran Líder; y su padre, Kim Jong-il, el Querido Líder.

La ejecución de Jang Song-thaek, tío de Kim Jong-un y el segundo hombre más poderoso del régimen norcoreano, durante la última purga política realizada a finales del año pasado ha levantado las alarmas en la comunidad internacional. Su muerte ha sido el evento político más importante de los últimos años en Corea del Norte y ahora los especialistas temen que la purga lleve a un periodo de inestabilidad dentro del país fruto de un líder que no ha conseguido establecer la autoridad absoluta que tuvieron su abuelo y padre. Por el contrario, otros analistas opinan que la depuración de la “escoria disidente” ha servido para consolidar el poder de Kim.

Kim Jong-un, tercer hijo de Kim Jong-il, fue nombrado sucesor del régimen en el año 2010 tras la caída en desgracia de sus dos hermanos mayores. Tras la muerte de su padre, en diciembre de 2011, Kim ascendía al poder a los 28 años de edad, convirtiéndose en la persona más joven de la historia en ponerse al frente de un arsenal nuclear. Poco se sabe de su vida privada, salvo que se educó en Suiza y habla inglés y francés. Según los servicios secretos surcoreanos, en 2012 ordenó 17 ejecuciones públicas y en el último año ha superado las 40.

Lo que mantiene en vilo a occidente y a los países cercanos a Corea del Norte no son sus grandes dotes militares o su carisma político, sino lo impredecible y lo contradictorio que puede llegar a ser Kim que un día amenaza con atacar Corea del Sur por la quema de unas fotografías de su familia y al poco tiempo respalda el acercamiento a sus vecinos en su discurso de Año Nuevo. Bajo el mando de este incoherente hombre se encuentra el país con el ejército más grande del mundo con capacidad para crear armamento nuclear que ya puede obrar en su poder.

Durante los últimos años Corea del Norte ha despertado las alarmas de Estados Unidos y la Unión Europea al poner en marcha su programa de armamento nuclear. El padre de Kim ya había llevado a cabo pruebas de misiles nucleares antes de su fallecimiento. En septiembre de 2013 la Universidad Johns Hopkins de Washington y el Instituto de Ciencia y Seguridad Internacional de EE.UU. publicaron una serie de fotografías donde se apreciaba actividad en su reactor nuclear de Yongbyon, capaz de producir plutonio para el programa de armas atómicas del país. Desde luego, estas fotografías despertaron las alarmas de la comunidad internacional.

No es la única señal de alarma. En su discurso de año nuevo Kim ha vuelto a acusar a Corea del Sur y Estados Unidos de que continúan con sus juegos de guerra en la Península y ha repetido las amenazas del año pasado de posibles ataques preventivos contra ellos. No en vano el Líder Máximo amenazó para 2014 con una catástrofe nuclear que ha llevado a países como Japón a rearmarse ante el posible conflicto.

“Si otra guerra estalla en esta tierra, se convertirá en una catástrofe nuclear mortal y Estados Unidos nunca estará a salvo”

Con estas palabras inauguraba el nuevo año Kim en su discurso televisado a nivel nacional el día de Año Nuevo. Si el 2013 ha sido el año de las tensiones y conflictos de Corea del Norte con sus países vecinos, las palabras de Kim no llevan a pensar que en el 2014 vaya a ir por otro camino. Por lo que occidente mantendrá un ojo puesto en los movimientos del joven líder norcoreano y en las próximas elecciones en marzo que, tras cinco años, designarán a los nuevos diputados de la Asamblea Popular Suprema y que podría llevar al Parlamento los políticos más fieles al joven líder, reforzando su posición dentro del régimen. 

 

Deja un comentario

  • Aquí se habla de…

  • Marcando el tiempo…

    septiembre 2018
    L M X J V S D
    « feb    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930

  • Nos interesa tu opinión…

También te podría interesar...

seísmo Taiwán

Taiwán, 10 días después del terremoto

Abrir artículo →