Cargando...
Estás en:  Portada  >  Asia y Oceania  >  Artículo

Empeora crisis institucional en Yemen

Por   /   Viernes, 23 | enero | 2015  /   1 comentario

Combatientes hutíes vigilan los accesos al Palacio Presidencial en Saná (Yemen). EFE

Combatientes hutíes vigilan los accesos al Palacio Presidencial en Saná (Yemen). EFE

Ante la presión de los rebeldes hutís que tomaron Saná, la capital de Yemen, tanto el presidente Abd Rabbuh Mansur al-Hadi como su primer ministro Khaled Bahah y su gabinete renunciaron a sus cargos luego de los enfrentamientos armados del lunes 19 de enero, que se llevaron la vida de al menos 18 personas. Los hutís, a pesar de haber pactado un alto el fuego con fuerzas oficiales, continuaron rodeando las sedes de las instituciones de gobierno.

El gobierno yemenita negoció el miércoles 21 con los rebeldes y llegó a un acuerdo. Tanto a Ansarallah (el movimiento de los hutís) como a los grupos del sur de Yemen se les daría más participación en la conducción del país y en la redacción de la nueva constitución, motivo desencadenante de las discordias. A pesar de las concesiones del gobierno, los rebeldes no cumplieron con su parte. Mantuvieron el sitio a las residencias del presidente y del primer ministro y no liberaron al portavoz del gabinete Ahmed Bin Mubarak, secuestrado el domingo 18.

(El acuerdo de la reunión presidencial en inglés)

La ministra de Información, la periodista Nadia Sakkaf dio detalles de las negociaciones y se lamentó de que los hutís no liberaran al funcionario raptado. También anunció en tiempo real las renuncias de los altos funcionarios yemenitas.

Ahmed Mubarak es rehén de los hutís a pesar del acuerdo. Tuvieron lo que querían, ¿por qué deberían cumplir su promesa?

 La renuncia del presidente de Yemen en inglés

Está confirmado: el presidente Hadi también renunció 

Por su parte, algunas regiones del sur del país anunciaron que no acatarían órdenes de Saná. En esta región también existían anteriormente movimientos secesionistas. Además, allí se encuentra la base de Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA). El gobierno de al-Hadi contaba con el apoyo de los Estados Unidos, que llevó a cabo bombardeos contra objetivos del grupo terrorista en el sur de Yemen. 

Los hutís de Ansarallah, que controlan el norte de Yemen, son chiítas que se adscriben a la corriente zaidista. Se oponen a la hegemonía sunita al mando de Yemen desde 1962. Además del gobierno, entre sus enemigos dentro del país se encuentra AQPA. Ansarallah cuenta con el apoyo de Irán, donde la rama chiíta del islam es la religión de estado.

La agencia de noticias yemenita Saba reportó que el domingo 25 el parlamento del país se reunirá en una sesión extraordinaria para discutir el futuro del país, azotado por la pobreza y el vacío institucional.

 

Sobre el autor

Juan Ignacio nació en Montevideo, el 08/08/1988. Es Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la Universidad de la República (Uruguay), donde se desempeña actualmente como docente colaborador honorario de redacción periodística. Apasionado de la multiculturalidad, de las lenguas y de la diversidad de este Mundo, se interesa especialmente por los asuntos internacionales, la francofonía en las Américas y las noticias curiosas.

1 comentario

  1. […] hegemonía regional y las complicaciones en las relaciones con EE.UU., el avance del EI en Iraq, la crisis en Yemen, el apoyo a los rebeldes sirios, el apoyo a Al-Sisi en Egipto, y un largo etcétera de complicados […]

     

También te podría interesar...

seísmo Taiwán

Taiwán, 10 días después del terremoto

Abrir artículo →