Cargando...
Estás en:  Portada  >  África  >  Artículo

El ‘sí quiero’ de las menores en Marruecos sigue aumentando

Por   /   Lunes, 9 | febrero | 2015  /   No hay comentarios

La práctica de entregar niñas y adolescentes en matrimonio continúa siendo una de las tareas pendientes más de delicadas para Marruecos. Esta cuestión política y legal enfrenta a islamistas con moderados y organizaciones feministas de todo el país vecino.
 Los casamientos de menores de edad siguen en aumento en Marruecos y en palabras del ministro de Justicia, Mustafa Ramid, el Gobierno no está capacitado, por sí solo, para cambiar esta tendencia “con raíces socioculturales”, ha declarado en el Parlamento. Para Ramid es necesario un cambio de la realidad social y económica, y sobre todo de mentalidad, no sólo de las disposiciones legales, espetó el ministro de Justicia. La últimos datos disponibles relativos a este fenómeno que coacciona los derechos infantiles son del 2013, año en que los matrimonio de niñas menores se incrementaron en un 2,85% con respecto al 2012. Además, según ha publicado EFE, ese año las cifras habían descendido un porcentaje similar al aumento de estos casamientos en el 2011.
Niña, en Chefchaouen. / Alberto González

Niña, en Chefchaouen. / Alberto González

 

 La controversia en el Código de la Familia

 Las leyes en Marruecos prohíben el matrimonio de menores de 18 años, en concreto el Código de la Familia, Mudawana. No obstante, la misma norma especifica en un artículo que los magistrados pueden autorizar excepciones, siempre que las menores acudan acompañadas de un estudio médico y otro social de la familia demandante. 

Sin embargo, las organizaciones feministas han manifestado reiteradamente que la excepción se ha convertido en regla, debido a que la mayoría de las demandas de casamiento de menores son autorizadas sin los estudios exigidos en el Código de la Familia. Además, determinar a qué edad las jóvenes llegan a estar preparadas para el matrimonio no es una tarea sencilla ya que en el Marruecos rural aún hay quienes consideran a una joven casadera cuando llega a la pubertad, en cuanto es fértil. Y es precisamente en los medios rurales y aislados donde esta práctica está más extendida, también es más abundante en familias de bajo nivel cultural y con pocos recursos económicos.

La derogación  del artículo del Código Penal

El pasado mes de marzo Marruecos despertó con una buena noticia, la derogación del artículo 475 del Código Penal que permitía a un violador casarse con su víctima para evitar así la cárcel. Esta reforma fue impulsada por el terrible caso de Amina Filali, la menor que tras ser violada con 15 años fue obligada a casarse con su violador. Pero un día la joven no aguantó más y decidió acabar con su vida ingiriendo un matarratas. Este fatídico hecho provocó que muchas personas cambiaran su opinión sobre el matrimonio precoz y dio alas a las organizaciones feministas. 

Aun así, el fin del matrimonio de menores en Marruecos no parece inminente. Los partidos políticos que deben reformar las leyes que lo impidan no se ponen de acuerdo. A pesar de la lucha por parte de la sociedad civil a través de campañas de concienciación, caravanas y recogidas de firmas, la ola de conservadurismo cultural y religioso no les permite ganar la batalla. Parece que el país quiere avanzar en materia de igualdad y derechos de las mujeres, pero aún queda mucho por hacer. 

El documental inglés ‘Bastards’ trata el fenómeno de los matrimonios precoces en Marruecos. Su directora, Deborah Perkin, ha plasmado la historia de una mujer analfabeta, Rabha, que con sólo 14 años fue obligada por su familia a casarse con un hombre mayor. Pinchando aquí se puede ver el tráiler del mismo a través de Vimeo. 

Documental Bastards

El documental Bastards narra la historia de una madre soltera y su hija. / Atalayar.com

 
 

Deja un comentario

También te podría interesar...

15757970712_81c2b50d91_b

La BBC anuncia la tercera edición del Premio Komla Dumor de Periodismo

Abrir artículo →