Cargando...
Estás en:  Portada  >  África  >  Artículo

El gobierno de Nkurunziza amenaza el trabajo de ONGs y activistas de los derechos humanos en Burundi

Por   /   Lunes, 6 | febrero | 2017  /   2 comentarios

Naciones Unidas ha condenado este lunes la prohibición o suspensión temporal de una serie de ONGs en Burundi y ha instado a las autoridades del país a revisar y a adecuar a las normativas internacionales las nuevas legislaciones que establecen estas medidas. Expertos de la organización también han alertado de un agravamiento de la represión hacia organizaciones y activistas que trabajan por la defensa y protección de los derechos humanos en el país, así como del incremento del número de denuncias de desapariciones forzadas desde que se iniciara el tercer período presidencial de Pierre Nkurunziza. 

Manifestantes con las manos alzadas frente a la policía en Musaga, Burundi, 4 de mayo de  2015. Photo: IRIN/Phil Moore

Manifestantes con las manos alzadas frente a la policía en Musaga, Burundi, 4 de mayo de 2015. Photo: IRIN/Phil Moore

La Asamblea Nacional de Burundi adoptó el pasado mes de diciembre dos proyectos de ley destinados a vigilar de cerca las actividades de las ONG tanto nacionales como internacionales. Estas leyes obligan a las organizaciones no gubernamentales a obtener autorización del Ministerio del Interior para realizar cualquier actividad, incluida la recepción de transferencias de fondos del extranjero a través del Banco Central.

Dos meses antes, en octubre de 2016, las autoridades burundianas suspendieron la actuación de la ONG OLUFAD y de la Liga Iteka, una de las principales instituciones de derechos humanos del país; prohibieron la actividad de cinco organizaciones de la sociedad civil – Forum pour le renforcement de la société civile (FORSC), Forum pour la conscience et le développement (FOCODE), Action chrétienne pour l’abolition de la torture (ACAT), Association burundaise pour la protection des droits humains et des personnes détenues (APRODH), and Réseau des citoyens probes (RCP)-; y suspendieron provisionalmente otras cuatro organizaciones.

“La medida es un ataque a los derechos de libertad de expresión y asociación en el país africano, ya que buscan obstaculizar y criminalizar su trabajo”, señalan desde la Organización de Naciones Unidas

La FIDH denuncia el asesinato del joven estudiante de 18 años, Jean Nepomuscène Komezamahoro

La FIDH denuncia el asesinato del joven estudiante de 18 años, Jean Nepomuscène Komezamahoro

El grupo de expertos de Naciones Unidas también ha transmitido su preocupación por el incremento del número de denuncias de desapariciones forzadas desde que se iniciara el tercer período presidencial de Pierre Nkurunziza. El 26 de abril de 2015 miles de personas se lanzaron a las calles de Buyumbura, la capital de Burundi, para protestar contra la decisión del presidente Pierre Nkurunziza de presentarse a un tercer mandato. En la primera manifestación cinco civiles murieron a manos de la policía, entre ellos un joven estudiante de 18 años, Jean Nepomuscène Komezamahoro, asesinado a quemarropa por un comisario de policía cuando se encontraba arrodillado en la calle con los brazos en alto.

Como consecuencia de este clima de tensión social, la Corte Penal Internacional (ICC) anunció el pasado mes de abril la apertura de una investigación preliminar en el país, lo que motivó seis meses después la decisión del gobierno de Pierre Nkurunziza de abandonar el organismo y anunciar públicamente el rechazo de cualquier informe realizado por Naciones Unidas.

En este contexto, el último informe de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) confirma que tras el inicio de la crisis en 2015, como consecuencia del anuncio de la decisión del presidente Nkurunziza de postularse a un tercer mandato -a pesar de su prohibición en la Constitución y de conllevar una violación de los acuerdos de paz de 2005- el balance es de más de 1.000 personas asesinadas, 8.000 detenidas, entre 300 y 800 desaparecidas, y más de 310.000 desplazadas en dirección hacia Tanzania, Ruanda, República Democrática del Congo y Uganda.

Desde noviembre la FIDH junto con la LIGA ITEKA, -suspendida en octubre pasado y cuya extesorera Marie-Claudette Kwizera continúa en paradero desconocido desde diciembre de 2015-, han iniciado una campaña internacional de movilización en torno al tráiler de una película imaginada, Genocidio en Burundi y de una petición dirigida a las Naciones Unidas con el objetivo de lograr que la Unión Africana y las Naciones Unidas tomen medidas concretas para poner fin a los delitos cotidianos e impidan que se cometa un posible genocidio.

 

Sobre el autor

Periodista Freelance, Comunicadora y #ContadoradeHistorias. Me muevo como pez en el agua entre citas culturales, portafolios de artistas emergentes, viajes a destinos desconocidos y secretos gastronómicos. Siempre escribo #buscandoelarcoiris

2 comentarios

  1. Periodismo Multimedia de Agencia dice:

    Muy buen artículo Cristina. Y las imágenes y videos están perfectos. Enhorabuena.

     
  2. Nora Cifuentes Alami dice:

    Muy buen artículo. Me parece muy interesante y llamativo el recurso de la película imaginada. A ver si la petición logra sus objetivos.

     

Deja un comentario

  • Aquí se habla de…

  • Marcando el tiempo…

    julio 2017
    L M X J V S D
    « feb    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  

  • Nos interesa tu opinión…

También te podría interesar...

15757970712_81c2b50d91_b

La BBC anuncia la tercera edición del Premio Komla Dumor de Periodismo

Abrir artículo →