Cargando...
Estás en:  Portada  >  Asia y Oceania  >  Artículo

El fútbol también es cosa del gigante asiático

Por   /   Domingo, 14 | febrero | 2016  /   No hay comentarios

La primera potencia del mundo quiere participar del mundo y negocio de unos de los deportes que más dinero genera -publicidad, derechos de imagen, televisión…- y en este mercado invernal lo ha demostrado con creces.

zidane“De coser balones, a jugar con ellos” con esa afirmación se podría explicar la evolución sorprendente que ha tenido el fútbol en China en la última década. Un país con poca o ninguna tradición en el deporte de la pelota y en el que el golf es el más practicado ha decidido incorporarse al mercado de fichajes de forma abrupta y con el talonario por delante con el desembolso, momentáneo, de 269 millones de euros, ya que su plazo de nuevas incorporaciones termina el día 26 de febrero. Todo ello a raíz de la decisión del presidente Xi Jimping, amante del fútbol, de querer demostrar la modernización del país y el cambio de su modelo económico. En el que tengan más participación los consumidores, las masas. Y no hay mayor, ni mejor deporte de masas que el fútbol. Para tal objetivo es necesaria la participación del sector privado y sus empresarios.

El poderío económico de los magnates se deja notar en el negocio y mercado futbolístico. Ejemplo de ello, las adquisiciones totales o parciales de equipos de fútbol.  En nuestro país, Valencia CF por parte de Peter Lim; Real Club Deportivo Espanyol – Chen Yansheng; el 20% del Atlético de Madrid – Wang Jianlin; y fuera, en Inglaterra, 13% del Manchester City por el consorcio China Media Capital Holding y CITIC Capital -tras la visita del propio presidente chino a la isla británica a su homólogo Cameron-. O la creación de escuelas -en su propio territorio o fuera de él- para la enseñanza y práctica del deporte, ya que el objetivo es que en 2025 se pueda albergar un Mundial y no sólo eso, sino competir por él -algo que por el momento parece complicado, la última vez que China se clasificó para el Campeonato del Mundo fue en el año 2002 y cayó derrotada en la primera fase, sin conseguir un punto-. De estas escuelas participan equipos españoles como Atlético, Villarreal y Valencia con el Programa Wanda o en el país asiático los dos grandes Madrid y Barça.

Si hablamos de la inversión china en el fútbol es obligatorio hacer mención de su reciente incursión en el mercado de fichajes. La materia prima -sus jugadores- tiene que ser moldeada y por ello necesitan de entrenadores – como Manzano, Eriksson, Scolari- y jugadores capaces de transmitir las técnicas y tácticas que han llevado a los grandes clubs de fútbol a la conquista de títulos. América y ahora Europa lo “sufren”. Y es que a través de suculentos contratos económicos -y la posibilidad de jugar y despuntar en una liga- han hecho que jugadores brasileños como Renato Augusto, Jadson claves en el último campeonato del Corinthians de Tite, quien se quejaba del “arrollo” que su equipo estaba sufriendo, y en general, el brasileirao, hiciesen las maletas al Beijing Guoan y Tianjin Songjiang (segunda división) respectivamente.

Estos jugadores no son los únicos, fichas de primer nivel -y en plenitud de sus condiciones físicas- también han decidido dar el paso y defender los colores de los equipos de la SuperLiga. Abandonando la Serie A, Premier o la Liga. Gervinho, Remires o Jackson Martínez. Uno de los flamantes fichajes del Cholo Simeone para esta temporada, tras realizar una mediocre primera vuelta, dejó en las arcas atléticas 42 millones de euros. Para realizar estos desembolsos – 18 y 33 millones de euros respectivamente- se necesita de la participación de complejos empresariales como Alibaba, Wang, y Suning -productos electrónicos- además de unos suculentos derechos televisivos. Y es que se han multiplicado por treinta su valor -1.254 millones de euros-. Lejos de los 6.900 millones de euros de la Premier, pero superando los 755 de la Liga.

Todo capital extranjero es bienvenido en un continente inmerso en una crisis económica sin precedentes. El fútbol también lo nota. En los últimos años la inversión extranjera ha sido muy importante. En primer lugar los países del Golfo -con sus petrodólares- Manchester City, Málaga CF, y ahora China. Los ciclos económicos, como bien apuntaba Jurgen Klopp, provocan un cambio en el orden mundial.

http://www.youtube.com/watch?v=HrRtrQhtzgc

La industria del fútbol no es ajena a la coyuntura socioeconómica, y recibe con los brazos abiertos la inversión con el fin de crear más riqueza y beneficios. Que repercutan o no en el territorio donde se encuentre cada club es otro tema a tratar. Y que dicha industria se traslade a otras áreas geográficas también es posible. Que en próximos años se vea que el campeonato más atractivo es el chino es una probabilidad, de seguir con esta inversión y eficacia. Ya que ya no sólamente se contratan a jugadores en su ocaso profesional, sino que deportistas en pleno rendimiento apuestan por China -como el caso de Txieira, traspasado por 50 millones de euros al Jiangsu Suning, rechazó al Liverpool-  con unos buenos contratos.

Un pequeño disgusto para los románticos del balompié. El fútbol, tradicional, pasional, parece que ha dado paso al fútbol, moderno, profesional.    

 

Sobre el autor

Periodista por la Universidad Complutense de Madrid. Formé parte de Onda Cero Segovia, Marca y El Mundo. TFG 'Califato, Estado Islámico. Año I'.

Deja un comentario

  • Aquí se habla de…

  • Marcando el tiempo…

    julio 2017
    L M X J V S D
    « feb    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  

  • Nos interesa tu opinión…

También te podría interesar...

Fuente: AP

Derogan una ley que permitía bodas entre violadores y víctimas en el Líbano

Abrir artículo →