Cargando...
Estás en:  Portada  >  África  >  Artículo

El Estado Islámico atenta en Trípoli

Por   /   Jueves, 29 | enero | 2015  /   No hay comentarios

Dos terroristas se inmolan en uno de los pisos del Hotel Corinthia de Trípoli después de una encarnizada batalla con el personal de seguridad, causando la muerte de una decena de personas, la mitad de ellos extranjeros, e hiriendo a muchos más. 

Eran alrededor de las ocho de la mañana del martes 27 de enero cuando tres hombres fuertemente armados consiguen entrar en el Hotel Corinthia de Trípoli, después de hacer explotar un coche bomba para burlar la barrera de seguridad del recinto. Una vez dentro, los terroristas se dirigen al café donde dispararán sin reparos a todo aquel con el que se crucen, causando numerosas víctimas. 

Los atacantes han ido subiendo piso por piso en busca de algún alto cargo del gobierno, pues el Corinthia es uno de los dos únicos hoteles de lujo que continua en servicio después de la revolución, por lo que a menudo algunos miembros del gobierno y muchos extranjeros suelen hospedarse allí. 

Después de dos decenas de pisos y con el edificio ya rodeado por las fuerzas del orden, los hombres deciden activar los cinturones explosivos que llevan consigo, acabando con sus vidas y las de varios huéspedes del hotel.  

En total serían al menos nueve las personas que han fallecido durante el ataque, entre ellos varios de los miembros de seguridad del hotel y un ciudadano francés, otro americano, dos filipinos y un sur-coreano. 

 

Un atentado con nombre propio

Poco tiempo ha tardado la facción libia del Estado Islámico en reivindicar el atentado. De hecho, hasta la han bautizado con el nombre de un terrorista libio que fue detenido por los Estados Unidos hace dos años y falleció en prisión. 

Este es el tercer atentado que la organización terrorista internacional ha protagonizado en tierras Libias durante los últimos tiempos.

 

¿Varios pájaros de un tiro? 

No se sabe muy bien la razón por la que Estado Islámico habría elegido el hotel Corinthia como escenario para una de sus masacres, si bien se trata de uno de los únicos puntos que quedan en la ciudad en el que se reúnen a la vez altos mandatarios del gobierno y extranjeros. 

La situación delicada que está atravesando el país ha llevado al cierre de muchos de los hoteles y restaurantes de la capital, reduciendo el número de sitios en los que reunirse. Una de los objetivos más plausibles es el auto proclamado primer ministro Omar al-Hassi que, según se ha confirmado, se encontraba en el lugar de los hechos durante el ataque pero ha podido ser evacuado. 

Asimismo, el lugar alberga también la sede de la delegación de Qatar, quiénes habrían podido estar en el punto de mira. 

 

Hotel Corinthia. Imágen de Abdull-Jawad Elhusuni

Hotel Corinthia. Imágen de Abdull-Jawad Elhusuni

 

Entre el miedo y la psicosis 

Las noticias del atentado de Trípoli llegan solo unas semanas después de que el mundo entero se conmocionará por el brutal atentado perpetuado por otros terroristas islámicos en la capital Francesa. Después de una persecución de tres días al más puro estilo hollywodiense, la ciudad intenta volver a la normalidad, aunque continua con el nivel de alerta máxima activado. ¿És así como van a ser las cosas a partir de ahora? ¿Habrá que poner controles de seguridad por todas partes y vivir con el miedo de un posible ataque? Sin duda, esto es lo que pretende Estado Islámico, sembrando el pánico y el terror por donde pasan con la voluntad de que los ciudadanos teman salir de sus casas. En todo caso, Francia y el mundo entero nos dio una lección muy importante con su gran marcha nacional: la mejor forma de vencer el miedo es fingir no tener miedo. 

 

 

Sobre el autor

Periodista, viajera y enamorada del mundo. Estudiante en el master de Periodismo Internacional de la Agencia EFE, busco la forma de aprender a contar el mundo desde un punto de vista los más imparcial y objetivo posible (¡si eso existe!).

Deja un comentario

También te podría interesar...

Madres desde la infancia. Fuente: Naciones Unidas.

África subsahariana registra el mayor número de embarazos adolescentes de los últimos años

Abrir artículo →