Cargando...
Estás en:  Portada  >  América  >  Artículo

El asesinato de líderes sociales en Colombia ensucia la paz de Santos

Por   /   Miércoles, 14 | febrero | 2018  /   No hay comentarios

Hace un año y dos meses que Colombia vio cómo desaparecía la guerrilla más antigua de la historia del país: las FARC. El presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla firmaron un acuerdo de paz histórico que llevó al desarme del grupo rebelde. La paz estaba en boca de todos. El país auguraba un brillante futuro de paz nunca conocido. 

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el líder negociador de las FARC, Rodrigo Londoño, firman el acuerdo de paz

Sin embargo, más de un año después de esta blanca imagen, la paz sigue sin dejarse ver en muchos lugares de Colombia, donde la otra guerrilla aún activa, el ELN, los grupos herederos del paramilitarismo y otras bandas criminales relacionadas con el narcotráfico siguen operando. Y la violencia se ceba con un colectivo en especial: los llamados líderes sociales. Son personas de las comunidades afectadas por la violencia que levantan su voz en defensa de los derechos humanos, en defensa del territorio o del medio ambiente. Y están siendo asesinados. 

Las cifras difieren según quién cuente, pero si nos atenemos al recuento del medio colombiano Pacifista, ya son 72 los líderes que han muerto desde la firma de los acuerdos de paz. Y 2018 ha empezado de manera virulenta: sólo en el primer mes del año entre 12 y 21 defensores de derechos han sido asesinados

Este vídeo, producido por TeleSur, resume con efectividad el punto en que Colombia se encuentra hoy en día respecto a este problema:

Ante estos casos, el ministro de Defensa del país, Juan Carlos Villegas, afirmó en una entrevista con Noticias Uno hace aproximadamente dos meses que la mayoría de asesinatos se debieron a “líos de faldas”, negó una sistematicidad en las amenazas y asesinatos del colectivo y aseguró que no hay un grupo que persiga a los líderes. 

Las afirmaciones desataron las críticas. Incluso la Fiscalía General de la Nación empezó a asumir hace unos meses que las amenazas y los atentados contra las vidas de los líderes sociales tenían un carácter generalizado. Sin embargo, aún no hay ninguna investigación que determine claramente quienes son los perpetradores de estos asesinatos.

En algunos casos, son la guerrilla del ELN o las disidencias de las desarmadas FARC. Sin embargo, la mayoría de ataques quedan sin resolver, y los noticieros los atribuyen a “personas sin identificar”. Sin embargo, ya son varias las organizaciones sociales y los mismos líderes sociales que hablan de empresarios, de paramilitares, o de connivencias entre ambos para perpetrar los asesinatos. 

Por ejemplo, Adolfo Ramos, un líder social en el noroeste de Colombia que reclama la restitución de unas tierras para su comunidad explicó a esta periodista que él “no tiene más enemigos que los empresarios” que actualmente ocupan y explotan dichas tierras. Adolfo vive amenazado y prácticamente no puede salir de casa: 

“El líder que habla mucho lo van a callar, y la única forma de callarlo es asesinarlo como hicieron con don Mario. A uno le da miedo, pero también hay que entender que uno nació para eso”.

Como Adolfo, centenares de personas en Colombia ven morir a sus semejantes por mantenerse en la lucha, mientras las autoridades no esclarecen qué origina el problema ni quién es el autor de dichos asesinatos. 

 

Deja un comentario

  • Aquí se habla de…

  • Marcando el tiempo…

    junio 2018
    L M X J V S D
    « feb    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930  

  • Nos interesa tu opinión…

También te podría interesar...

accidente_caravana_maruichuy_bcs_0

La candidata presidencial indígena de México sufre un accidente de tráfico

Abrir artículo →