Cargando...
Estás en:  Portada  >  África  >  Artículo

Cuatro años después, Egipto vuelve a las andadas

Por   /   Miércoles, 4 | febrero | 2015  /   1 comentario

Egipto salía a la calle el pasado 25 de enero para rememorar el cuarto aniversario de la revolución que, impulsada entonces por la ola transformadora y de cambio social de la ‘primavera árabe’, lograba derrocar al que había sido su líder desde hacía 30 años, Hosni Mubarak.

Un presidente que, durante esas casi tres décadas, había gobernado con puño de hierro y que estaba al mando del país cuando la represión policial silenció con las armas las voces de las protestas ciudadanas de 2011. Un total de 850 manifestantes fueron asesinados y miles resultaron heridos durante las 18 jornadas de protestas que precipitaron la caída del autócrata egipcio.

Enfrentamientos entre manifestantes y antidisturbios durante el 4º Aniversario de la revolución en El Cairo. Asmaa Waguih, Reuters.

 

Mubarak fue condenado por ello a cadena perpetua en 2012 por el Tribunal Penal de El Cairo, un dictamen que posteriormente fue anulado por un tribunal de casación. A finales de noviembre de 2014, la misma justicia del país le absuelve y queda exonerado de toda responsabilidad por la muerte de los manifestantes.  

Para muchos egipcios, esta sentencia exculpatoria simbolizó el entierro definitivo de la revolución. La absolución de Mubarak, la de su ministro de Interior, Habib al Adly, la de seis altos cargos policiales y la de todos los agentes implicados en la tragedia, arrebataba cualquier anhelo de justicia de los familiares de las víctimas.

Al igual que el general Abdelfatah Al-Sisi (actual presidente) les cercenó su libertad de voto al ejecutar  un golpe de Estado en verano de 2013 contra el islamista Mohamed Morsi, (Hermanos Musulmanes), primer presidente egipcio elegido democráticamente.

 

Mártires de la castigada revolución egipcia

Los actos celebrados por el cuarto aniversario el pasado 25 de enero revivían la pesadilla y concluían con 23 nuevas víctimas y cerca de un centenar de heridos, la mayoría en enfrentamientos entre policías y manifestantes opositores. Coincidía también (tan sólo un día después) con la salida de la cárcel de Alaa y Gamal Mubarak, que al igual que su padre, fueron condenados por malversar fondos públicos (125 millones de libras egipcias; unos 12,5 millones de euros) para construir y renovar sus residencias de lujo.

Un día antes de la fecha conmemorativa, el terror ya se había adueñado de las calles cairotas. La activista Shaimaa el-Sabbagh, miembro de la Coalición Popular Socialista, era asesinada por tres impactos de bala cuando participaba en un acto en memoria de los mártires de la revolución en la plaza Talaat Harb, en El Cairo. Una cámara de vídeo filmó los últimos momentos de su vida.

https://www.youtube.com/watch?v=XYgQO8_c_Og

Así  describía Francisco Carrión, corresponsal de El Mundo en El Cairo, la fuerza de esta trágica imagen que dio la vuelta al mundo y que pasó a convertirse en el nuevo icono de la castigada revolución egipcia:

“En la fotografía del dolor, sus brazos sujetan el cuerpo vacilante de Shaimaa. Arrodillado y pegado a su figura, Mustafa -compañero del partido izquierdista en el que militaba la joven- cobija los débiles latidos de una vida que expira. Hebras de sangre se deslizan por el rostro de la activista. A su alrededor, los transeúntes caminan ajenos a la agonía de una madre elevada a mártir”

Mustafa sostiene a Shaima mientras se le escapa la vida el pasado 24 de enero en El Cairo. Reuters

Mustafa sostiene a Shaimaa en el momento de su asesinato, el 24 de enero en El Cairo. Reuters.

 

El marido de Shaimaa, Ossama el Sahaly, artista y profesor, decide grabar un mensaje tras lo ocurrido. Expresa ante la cámara, entre otras reflexiones, quién era su esposa, qué significa su muerte y qué le depara a Egipto…

 

Sobre el autor

msotres2@alumno.uned.es'

Periodista con la mira informativa puesta en la región de Oriente Medio y Norte de África (MENA). Hay voces silenciadas por muchos rincones del planeta a las que el periodismo tiene el deber de abrir paso.

1 comentario

  1. […] pero también mayores, de derechas, religiosos o ateos, cristianos o musulmanes, hombres y mujeres acudieron a la plaza Tahrir para defender que merecían un Gobierno justo. ¿Lograron su propósito? Expulsaron al […]

     

Deja un comentario

  • Aquí se habla de…

  • Marcando el tiempo…

    junio 2018
    L M X J V S D
    « feb    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930  

  • Nos interesa tu opinión…

También te podría interesar...

Madres desde la infancia. Fuente: Naciones Unidas.

África subsahariana registra el mayor número de embarazos adolescentes de los últimos años

Abrir artículo →