Cargando...
Estás en:  Portada  >  América  >  Artículo

Conexión Cuba

Por   /   Miércoles, 30 | diciembre | 2015  /   No hay comentarios

Desde julio las zonas WIFI permiten el acceso a Internet en uno de los países con conectividad más baja. El cambio tecnológico deberá ir ligado a una transición socio-económica.

En la Rampa habanera, cerca del Malecón, se reúnen decenas de cubanos con sus dispositivos móviles, tabletas y ordenadores. Algunos los giran, los alzan hacia el cielo, se desplazan unos pasos. Otros incluso trepan por los árboles. El objetivo: encontrar la mejor conexión WIFI.  

Zona WIFI en Cuba. Fuente: El Universal.

Zona WIFI en Cuba. Fuente: El Universal.

 Hasta el momento las comunicaciones con el exterior eran muy costosas puesto que la isla sólo estaba conectada mediante satélite. Ahora la revolución de la WIFI llega por el mar desde Venezuela gracias a un cable de fibra óptica submarino cuya instalación terminó en 2011 pero que no empezó a utilizarse de manera experimental hasta el 2013 para llamadas telefónicas y conexiones a Internet. Desde julio de este año ETECSA, el monopolio estatal de telecomunicaciones, implantó el sistema de redes inalámbricas públicas de pago. Según el diario digital 14ymediocada día se producen a lo largo de la isla unas 55.000 conexiones, hasta 8.000 de forma simultánea en los 58 puntos WIFI distribuidos a lo largo de todo el país. Aunque WIFI es un servicio pionero en Cuba, la penetración de Internet empezó en el 2013 mediante las salas de navegación de los Joven Clubs y de la empresa ETECSA.

Puntos de conexión a Internet en Cuba

Puntos de conexión a Internet en Cuba

Por 2 CUC, el equivalente a 1’80€, los cubanos pueden conectarse a Internet en un punto WIFI durante una hora. El sistema funciona mediante tarjetas de recarga de diferente duración que les permiten conectarse al servicio Nauta con acceso a un correo electrónico local. Con Internet pueden también hablar mediante vídeo llamada con los familiares que habitan en el extranjero, casi 3 millones.

“Antes tenía que pagar diez CUC la hora en cualquier hotel para conectarme con mi esposo que labora fuera del país. Luego 4.50 CUC en los Telepuntos de ETECSA y ahora solo 2 dólares en plena calle”, celebraba la usuaria Yalislena Aguirre Garbey en Cubanet. De todas formas, los 2 CUC que cuesta el acceso por hora sigue sin ser accesible para todos los cubanos que se quejan del elevado coste del servicio y de la mala conexión.

Ante las quejas que ha causado la situación, la empresa ETECSA manifestaba en este foro su intención de continuar bajando los precios de la conexión: “Es importante explicar que el nivel de inversiones y mejoras tecnológicas a desarrollar es muy costoso y complejo, ya que sólo de esta manera podrá implementarse una oferta sostenible y asequible a los diferentes sectores de la población. Le ratificamos que este objetivo constituye una prioridad para ETECSA”.

“Cuando hay mucha gente se pone muy lenta y es dinero que te está costando”, contaba a la agencia EFE Yainiel, un joven ingeniero que recorre 20 kilómetros para conectarse en La Habana. Además, para conseguir hacerse con una tarjeta muchas veces hay que esperar largas colas por lo que ha proliferado el mercado negro en los puntos cercanos a la red. Estos mercaderes de Wifirevenden las tarjetas generalmente a 3 CUC (uno por encima de la tarifa oficial).

Antes de la WIFI

Cuba es uno de los países con un nivel de conectividad a Internet más bajo, un 5% según el estudio “Estado de la Banda Ancha” elaborado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Desde el funcionariado cubano se habla de un acceso a Internet tardío y limitado por culpa, en gran parte, del embargo comercial de Estados Unidos que dificulta la adquisición de tecnología punta no sólo procedente de América del Norte sino también de otros países debido a la falta de recursos. En la otra cara de la moneda, algunos observadores exteriores y cubanos críticos con el gobierno culpan del retraso al gobierno que vería, dicen, trabas en su sistema de control. 

Tweet de la bloguera Yoani Sánchez

Tweet de la bloguera Yoani Sánchez

 En Cuba son muy pocos hogares los que cuentan con conexión a Internet para la que se necesita un permiso del estado que permite la conexión a algunos profesionales como médicos, periodistas y prensa extranjera y un puñado de hoteles. También es posible la adquisición de un módem para los ciudadanos extranjeros residentes temporales y permanentes.“La estrategia de ETECSA prevé el acceso a Internet desde los hogares; pero la prioridad inicial de la empresa ha sido ampliar las salas de navegación colectivas, para garantizar el acceso a un mayor número de personas”, aclaraba a un usuario la Directora Central de Comercial y Mercadotecnia de ETECSA, Tania Velázquez. Por eso, se ha trabajado por la implantación en algunas escuelas, institutos científicos, centros de comunicación, oficinas de correos, salas de navegación y clubs jóvenes de computación y electrónica. De hecho, en la aduana se impide la entrada de equipos satelitales de acceso a Internet y de equipos caseros de comunicaciones como enrutadores y repetidores inalámbricos, para los que es necesario una autorización del Ministerio de la Informática y las Comunicaciones. Cuba prohíbe el uso de equipo WIFI sin una licencia del Ministerio de Comunicaciones, lo que hace que tener conexión en el hogar sea en la mayoría de los casos técnicamente ilegal.

Hecha la ley, hecha la trampa

“La tarjeta y la antena la había traído mi papá desde los EEUU. La señal WIFI era irradiada a una distancia de 100 metros; la empleaba para conectarme con mis compañeros y jugar en red” contaba para el medio Cubanet Carlos Daniel, cuya red WIFI fue clausurada y sus medios técnicos decomisados. Los funcionarios de la Empresa de Telecomunicaciones (ETECSA) alegaron que su uso era “ilegal” ya que en Cuba las conexiones caseras a Internet están prohibidas salvo para un pequeño número de usuarios. Y como el de Carlos Daniel, ha habido más casos. Ante este panorama algunos grupos han despertado la astucia cubana de lo que llaman “arreglárselas con lo que se tiene” para crear una red, Snet, que desde el 2001 ha conectado a más de 9,000 computadoras gracias a antenas de WIFI y cables Ethernet. La red, que es solo local y limitada, fue construida sin la ayuda de ningún gobierno, según sus creadores. Uno de ellos, Alien García aseveró para un reportaje de Anne-Marie García para Associated Press recogido aquí: “Si yo como particular, con ingresos inferiores a los de un gobierno, puedo montar una red, creo entonces que un país lo debería poder hacer ¿no?”. “Nosotros no nos metemos con nadie. No queremos hacer nada más que jugar, compartir ideas sanas. Es todo un funcionamiento sano que no se compromete, no influencia, ni el gobierno ni lo que sucede en Cuba… Mientras nos mantengamos haciendo lo correcto, ellos nos dejan seguir”, razonaba Rafael Antonio Broche, otro de los creadores, ante la permanencia consentida de Snet durante más de diez años.

Algunas alternativas offline

Ante la imposibilidad de la WIFI en los hogares sin el permiso del Ministerio, han surgido algunos sucedáneos que se sirven del sistema offline. Es el caso de uno de los locales de moda de La Habana que ha instalado un pionero servicio de red inalámbrica gratuita en su local. Si bien no les conecta a Internet, porque la Empresa Cubana de Telecomunicaciones no les autoriza este servicio, sí les permite acceder a una red social:Mundo Avansys, una intranet en la pueden publicar fotos, chatear, descargar aplicaciones o escuchar música. Es interesante la proliferación de redes sociales aisladas que facilitan la conexión con los usuarios más cercanos. Estas “redes de barrio” permiten al usuario publicar en su muro o acceder a páginas offline compartir paquetes de vídeo. 

Facebook del barrio. Fuente: Cubanet

Facebook del barrio. Fuente: Cubanet

 Y en el trending topic de los cubanos: Revolico. Motos, ordenadores, viviendas, módem o clases de idiomas son algunas de las miles de ofertas que se pueden encontrar en revolico.com, una de las primeras webs de anuncios hechos desde Cuba. La página fue censurada por el gobierno cubano en 2008, aunque según el testimonio de su cofundador Hiram Centelles, la mitad de las ocho millones de visitas que el sitio recibe al mes se realizan desde la isla. Pero si hay una aplicación que está “dando que hablar” a los cubanos dentro y fuera de la isla, esa es IMO. Esta herramienta que te permite conversar mediante texto, vídeo y audio se ha convertido en una de las preferidas de los isleños. Tanto que la influyente filóloga y periodista Yoani Sánchez la bautizaba en este artículo como “personaje del año” cubano.

“Quien diga que la tecnología nos distancia y encierra en la soledad, que pasee por la zona wifi ubicada en La Rampa habanera para que compruebe las lágrimas y sonrisas que arranca esta utilidad cuando conecta a cubanos de aquí y de allá. Las emociones son muy parecidas a si estuvieran frente a frente. No hay nada frío en una pantalla, ni deshumanizado en un teclado, cuando son ellos la única posibilidad de encontrar a las personas que amamos”.

Con trabas, con problemas, con escasez de medios, pero con mucha voluntad, paulatinamente Cuba se conecta. El país, con una de las tasas de conectividad más bajas del mundo, abre otra ventana por la que seguro va a entrar aire. Para el año que viene la empresa nacional de telecomunicaciones cubana se ha propuesto crear 80 nuevos puntos WIFI. Internet ya está aquí, y pronto estará allá, para conectar a los cubanos con el mundo y sobre todo para conectar a los cubanos con los cubanos. Ya nada le podrá parar. 

 

 

Sobre el autor

Soy periodista y curiosa viajera. Graduada por la Universidad de Zaragoza trabajé en la radio y actualmente en animación, experiencia que me llevó a Marruecos, Túnez y Egipto. En estos momentos resido en Fuerteventura. Me apasiona la crónica literaria y de viajes.

Deja un comentario

También te podría interesar...

accidente_caravana_maruichuy_bcs_0

La candidata presidencial indígena de México sufre un accidente de tráfico

Abrir artículo →