Cargando...
Estás en:  Portada  >  Opinión  >  Artículo

Cómo triunfa el nacionalismo en la Europa del siglo XXI

Por   /   Miércoles, 7 | febrero | 2018  /   3 comentarios

La nueva oleada del populismo que agita Europa se ve amplificada por discursos nacionalistas y separatistas que recurren a un sentimiento nada nuevo: son recuerdos de batallas, tratados, conflictos por religión, lengua y etnia que el viejo continente lleva cargando a sus espaldas durante mucho tiempo.

052-el-nacionalismo

 

A pesar de que la mayoría de los estados democráticos europeos tienen leyes constitucionales para encauzar estas aspiraciones, los sectores independentistas han recurrido a todo tipo de recursos con el fin de alcanzar sus objetivos. La Guerra de los Balcanes es un claro ejemplo de ello, o el intento fallido del Ulster para reunificarse con Irlanda.

Hoy la gran amenaza de la segmentación de territorios viene de la mano de partidos políticos radicales, que con un discurso nacionalista pretende romper con el status quo de forma legítima. 

Aunque el ‘procés catalán’ esté siendo actualmente el punto de mira a nivel internacional, casi todos los Estados europeos tienen que hacer frente a estos movimientos identitarios que buscan separarse y que mantienen la cohesión de la UE en vilo. 

FRANCIA: Fraternidad a distancia

Aunque el lema de la República Francesa haga referencia al sentimiento de “igualdad y fraternidad”, sufre también movimientos autonomistas con reivindicaciones propias. 

Es el caso del movimiento nacionalista en Bretaña, que tiene raíces históricas, aunque se expresa más como una identidad propia, con una una lengua y una bandera, que como una reivindicación política, puesto que los partidos nacionalistas o autonomistas son muy minoritarios.

Córcega, con más de 320.000 habitantes, tiene desde 1991 un estatus propio dentro del país, con mayores competencias. Durante años estuvieron operativos varios grupos terroristas, aunque ahora están prácticamente disueltos.

Entre los movimientos independentistas de los territorios de ultramar destaca el de Nueva Caledonia, archipiélago del Pacífico de 270.000 habitantes que goza de un estatus especial de autonomía dentro de Francia y que en noviembre de 2018 celebrará un referéndum de autodeterminación, recogido en la Constitución.

 

Reino Unido: del ‘Brexit’ al ‘Exit Britain’

A pesar de que todos los ingleses hayan decidido salir de la UE, muchos quieren independizarse del propio Reino Unido.

La reivindicación independentista con mayor peso político es la escocesa. En septiembre de 2014, el 55,30 % de los votantes en una consulta de autodeterminación en Escocia optó por continuar en el Reino Unido, mientras que el 44,70 % se decantó por la secesión.

La actual ministra principal de Escocia, la nacionalista Nicola Sturgeon, defiende impulsar un segundo referéndum de independencia una vez se conozcan las condiciones de salida del Reino Unido de la Unión Europea, al considerar que el “brexit” supone un “cambio material” que no se preveía cuando se votó en 2014.

En Irlanda del Norte las encuestas muestran cada vez más partidarios a la reunificación de esa región británica con la República de Irlanda, en parte debido a la incertidumbre derivada del “brexit”. En esta región la violencia marcó el territorio durante años, hasta que en 1998 el Acuerdo de Viernes Santo selló la paz, tras dejar más de 3.500 muertes.

 

Alemania: Baviera como región independiente

En Alemania, el estado federado con un mayor sentimiento de identidad propia es Baviera, el más conservador y próspero del país.

En las últimas generales, celebradas el 24 de septiembre de 2017, el partido secesionista bávaro Bayern Partei obtuvo un 0,1 % de los votos -el mismo porcentaje que en 2013-, lo que representa 62.000 del total de 7,4 millones de votos emitidos en Baviera.

El partido reivindica la celebración de un referéndum independentista en Baviera, que constituye el eje de su programa. Sin embargo, el pasado diciembre el Tribunal Constitucional desestimó una demanda a favor de una convocatoria de ese tipo porque la Constitución alemana no contempla esa posibilidad.

Bélgica: Norte vs. Sur

Bélgica cuenta con una estructura federal que ha dado lugar a comunidades lingüísticas y regiones con movimientos secesionistas propios. El propio país es fruto de un movimiento independentista ya que Bélgica era una región perteneciente a Holanda hasta 1830.

La actual compleja división de poderes muestra las diferencias de dos comunidades, la valona y la flamenca (con Bruselas como enclave bilingüe forzado en el centro del país), con cultura, identidad y lengua muy distintas entre sí.

El factor económico se ha convertido en el argumento diferencial. Valonia pasó de ser una potencia industrial hasta los años 50 a perder pujanza en las décadas posteriores, mientras que Flandes progresó en ese mismo periodo. Esta situación ha generado la sensación de que el Estado emplea el “dinero flamenco” para cubrir los subsidios que se facilitan a los valones.

El nacionalismo flamenco, con el partido N-VA al frente, tiene una importante representación en el Parlamento federal tras ganar las elecciones del año 2014 con un 20,3 % del voto y forma parte de la actual coalición de Gobierno en el país. El objetivo final de los nacionalistas es un Flandes independiente como Estado miembro de la UE.

 

 

3 comentarios

  1. Miguel Verissimo De Mira Soto dice:

    El artículo demuestra que el independentismo y los movimientos nacionalistas no son sólo una cuestión que afecte a España. El populismo utiliza mensajes de fácil calado entre la sociedad para moverse en la fina línea que separa lo político de lo sentimental. De toda la vorágine en la que se ha transformado el ‘procés’, lo que más me llama la atención es la unión de dos fuerzas antagónicas, como el PdeCat y ERC, para conseguir el fin común de la independencia. ¿Se repiten este tipo de coaliciones en otros movimientos independentistas europeos?

     
  2. elen.sanchez.94@gmail.com' elensanchez dice:

    Este artículo me ha gustado mucho, lo veo bastante completo y dinámico. Está claro que este fenómeno creará un nuevo reto para la Unión Europea y los estados miembros.

     
  3. Miriam Alamo Bueno dice:

    Una cuestión digna de análisis y a la que deberíamos dedicar tiempo de reflexión. Los conflictos presentes son el reflejo de acontecimientos pasados que la política y la sociedad no han logrado solucionar o, en ocasiones, de los que ni siquiera se han ocupado… Interesante artículo y buen uso de las infografías como recurso explicativo.

     

Deja un comentario

  • Aquí se habla de…

  • Marcando el tiempo…

    mayo 2018
    L M X J V S D
    « feb    
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  

  • Nos interesa tu opinión…

También te podría interesar...

Policía afgana

El eco de las explosiones terroristas

Abrir artículo →