Cargando...
Estás en:  Portada  >  América  >  Artículo

¿Cómo afectará el cambio climático a América Latina?

Por   /   Lunes, 8 | febrero | 2016  /   No hay comentarios

El Banco Mundial advierte de las consecuencias irreversibles del aumento de la temperatura

climate-TDH-II-SPANISH-511x3066

Fuente: Banco Mundial

El estudio “Podemos bajar la temperatura” elaborado por el Potsdam Institute for Climate Impact Research and Climate Analytics a través del Banco Mundial, analiza el impacto que el calentamiento global podría ocasionar a América Latina y el Caribe.

El informe concluye que un calentamiento de aproximadamente 1,5 grados centígrados por encima de los niveles de la era preindustrial ya se ha instalado debido a las emisiones pasadas. Se espera que para los próximos años el aumento alcance los dos grados centígrados y se prevén consecuencias graves irreversibles.

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, dijo que “el informe confirma lo que los científicos han venido diciendo, esto es, que las emisiones del pasado han marcado una tendencia inevitable hacia el calentamiento global en las próximas dos décadas, lo que afectará en mayor medida a las personas más pobres y vulnerables del mundo”.

Aumento de los períodos de sequía

Este aumento acusado de la temperatura lleva como consecuencia periodos de sequía mucho más graves, según los datos hasta un 20% más, lo que conllevaría a una escasez de los recursos hídricos.

“El calor y la presión producida por las sequías aumentarán sustancialmente el riesgo de pérdida de bosques en gran escala, afectando a los ecosistemas amazónicos y la biodiversidad, así como la capacidad de los bosques para almacenar dióxido de carbono”, señala el informe.

A todo ello, hay que sumarle el aumento del riesgo para la seguridad hídrica y alimentaria, las comunidades costeras y los medios de subsistencia. 

Riesgo de hambruna y enfermedades 

El grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) señala que el cambio climático provocará que aumenten las olas de calor e intensificará las catástrofes naturales y los fenómenos climáticos extremos por lo que las zonas de cultivo se verán gravemente perjudicadas.

El informe del Banco Mundial, recogido por RT Noticias, advierte que esto se traduce en el deshielo de los glaciares de Bolivia y Perú, que abarcan el 77% de los glaciares de todo el mundo. El aumento de las temperaturas reducirá la acumulación de nieve y el agua del deshielo de la que dependen 50 millones de personas.

A medio plazo, el impacto sería grande sobre la agricultura, especialmente en países como Argentina, Brasil y Paraguay, donde hay una gran exportación agrícola. Por ejemplo, con un calentamiento de 2°C, para el 2050, las cosechas en Brasil podrían reducirse hasta un 70 % en el caso de la soya, y hasta un 50% en el del maíz.

La elevación del mar, la contaminación o salinización del agua y las tierras aptas para la agricultura pueden provocar la acentuación de los problemas de salud y de saneamiento, lo que puede repercutir en las tasas de malnutrición y la propagación de enfermedades.

Fenómenos extremos

El estudio “Bajemos la temperatura” advierte que a medida que las temperaturas aumenten, los fenómenos extremos como olas de calor inusuales serán cada vez más comunes. Se prevé que los ciclones tropicales aumenten de intensidad y de frecuencia llegando a alcanzar un 80 % más.

El aumento en la acidificación de los océanos afectaría a los corales, además, con un aumento de 2°C, el Caribe podría perder el 50% de su población de peces.

Ahora es el momento de actuar

El Banco Mundial recomienda algunas acciones que podrían contribuir a reducir las emisiones y frenar el calentamiento global.

Los expertos señalan que los gobiernos deberían fijar un precio sólido de carbono. De esta manera se incentivaría la inversión en energías limpias. También advierte que deberían acelerar la eficiencia energética y el uso de energías renovables, aumentando las inversiones y fomentando la innovación.

Aplicar una agricultura inteligente con respecto al clima, aumentando la capacidad de recuperación de los agricultores frente al cambio climático y construir ciudades con bajas emisiones, mejorando en transporte público y mejorando también la eficiencia energética de las edificaciones contribuirían a reducir o frenar el calentamiento global.

 

Sobre el autor

mbalaguer47@alumno.uned.es'

Graduada en Periodismo por la Universidad de las Islas Baleares. Cursando Máster en Periodismo Internacional por la UNED y la Agencia EFE. Redactora en prácticas en la delegación de Baleares de la Agencia EFE.

Deja un comentario

También te podría interesar...

accidente_caravana_maruichuy_bcs_0

La candidata presidencial indígena de México sufre un accidente de tráfico

Abrir artículo →