Cargando...
Estás en:  Portada  >  Opinión  >  Artículo

China recupera a Mackinder

Por   /   Domingo, 7 | febrero | 2016  /   No hay comentarios

China está llevando a cabo el proyecto de la “Nueva Gran Ruta de la Seda”, con la que pretende ampliar su influencia política en Eurasia, área que el padre de la geopolítica John Mackinder consideraba como las más importante a nivel estratégico.

Esta “Nueva Gran Ruta de la Seda” de China se está llevando a cabo a través de la construcción de infraestructuras y pactos económicos con las repúblicas centroasiáticas y de Oriente Medio, como por ejemplo la adquisición del puerto pakistaní de Gwadar o la primera conexión ferroviaria entre China e Irán.

La zona de Eurasia, que comprende el territorio entre China, India y Oriente Medio, fue calificada por el padre de la gepopolítica (el estudio de cómo la geografía afecta a la política exterior de los estados) John Mackinder como el ‘Heartland‘, la zona de mayor importancia a nivel estratégico en el globo.

Blog elordenmundial.com

 

Es conocida la cita de Mackinder en la que advertía:

“Quien gobierne en Europa del Este dominara el Heartland; quien gobierne el Heartland dominará la Isla-Mundial; quien gobierne la Isla-Mundial controlará el mundo”.

Cabe recordar que esta afirmación fue hecha en 1919 y que Mackinder temía ante un posible expansionismo soviético.

Después de la Segunda Guerra Mundial, al empezar la Guerra Fría, otro geopolítico (Nicholas J. Spykman), propuso que no era necesario controlar el Heartland para dominar el mundo: se conseguía el mismo efecto rodeándolo. De esa estrategia nacería el concepto de ‘contención’ americana respecto el poder soviético.

China es un caso distinto: como apuntan varios expertos, es una potencia muy antigua que nunca ha tenido veleidades expansionistas más allá de lo que considera su territorio histórico (donde todavía tiene problemas de integridad nacional, como en el Tíbet o en el área musulmana de Xinjiang).

Además, en los últimos tiempos, China se ha guiado más por criterios económicos que políticos en su acción exterior hacia países del tercer mundo: varios artículos coinciden en que esta expansión económica hacia Asia Central tiene que ver con los muchos recursos energéticos de la zona y una necesidad de China de deslocalizar sus industrias a otros países, para pasar de ser un país industrial a un país de servicios, al modo del Primer Mundo.

Una colaboración y amistad con las repúblicas centroasiáticas también responde al gran temor de China desde hace milenios: la pérdida de su integridad nacional.

La zona de Xinjiang, donde existe un conflicto étnico entre la minoría musulmana uigur y la mayoría étnica ‘han’ (el 90% de los chinos pertenecen a ella), ha creado algunos conflictos violentos entre el gobierno de Pekín y parte de la minoría uigur, que ha realizado atentados contra algunos ‘han’ que han inmigrado a la zona.

En rojo, la provincia china de Xinjiang, vecina de varios países centroasiáticos musulmanes (autoría propia)

En rojo, la provincia china de Xinjiang, vecina de varios países centroasiáticos musulmanes (autoría propia)

 

Sectores uigures dicen que esta inmigración ‘han’ a Xinjiang tiene como objetivo un proceso de asimiliación de su cultura, mientras que Pekín defiende que estos cambios demográficos (en poco tiempo los ‘han’ ya serán la etnia mayoritaria en Xinjiang) son fruto del mayor progreso económico del país.

Haya intenciones políticas o no, el proyecto de la ‘Nueva Gran Ruta de la Seda’ deberá ser seguido de cerca, siempre con un ojo puesto en la importancia que la geografía tiene en la política, tal y como nos enseñó Mackinder hace casi un siglo.

 

Sobre el autor

Periodista. Estudié en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y un año en la Universidad Católica de Chile. Trabajé en la sección de política de EFE Barcelona. Ahora soy corresponsal de EFE en Pekín.

Deja un comentario

  • Aquí se habla de…

  • Marcando el tiempo…

    enero 2018
    L M X J V S D
    « feb    
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  

  • Nos interesa tu opinión…

También te podría interesar...

Policía afgana

El eco de las explosiones terroristas

Abrir artículo →