Cargando...
Estás en:  Portada  >  África  >  Artículo

Casi 400 muertos en República Centroafricana, víctimas del enfrentamiento religioso

Por   /   Martes, 10 | diciembre | 2013  /   No hay comentarios

Casi 400 personas han muerto en República Centroafricana en la última oleada de violencia entre el grupo musulmán “Seleka”, en el poder desde marzo, y los grupos “antibalaka”, formados por milicianos cristianos, que estalló de nuevo este jueves después de que la coalición en el gobierno se deshiciera el pasado septiembre.

M23_in_GomaLa  oleada  de  pillaje,  torturas,  violaciones,  agresiones  sexuales,  degollamientos, matanzas y ejecuciones multitudinarias comenzó el último jueves con un  primer ataque de un grupo “antibalaka” cristiano a un grupo “Seleka”, lo que dio inicio a una guerra entre ambos grupos que ha sumido al país en el caos y el terror.

El grupo musulmán “Seleka”, conjunto de cinco subgrupos partidarios mayoritariamente del fundamentalismo islámico, llegó al poder en marzo de este año a través de un golpe de estado que depuso al expresidente François Bozizé, quien también se había hecho con el poder por la fuerza,  e instauró al frente del gobierno a Michel Djotodia, que entonces anunció que gobernaría por decreto hasta 2016 y después convocaría elecciones.

Los ocho meses que Djotodia ha estado en el poder han estado no obstante protagonizados por los enfrentamientos, que alcanzaron su máximo en septiembre cuando el presidente ordenó a sus hombres que entraran en el Ejército y no le obedecieron, lo que dio lugar a la disolución de la autoridad gubernamental, el inicio de la anarquía y el estallido de la violencia civil.

Con 4,6 millones de habitantes,  República Centroafricana es uno de los diez países más pobres del mundo y desde que se independizó de Francia, en la descolonización de 1960, ha vivido cinco golpes de estado.

Su antigua metrópoli, París, ha destinado ya a 1.600 soldados al país, avalada por la resolución aprobada en el Consejo de Seguridad de la ONU que autoriza el uso de la fuerza, y prevé aumentar su presencia en el país hasta los 5.000 efectivos para intentar frenar la masacre y el caos.

Por el momento, las tropas francesas sólo han conseguido entrar en la capital, Bangui, y mitigar allí la guerrilla de los rebeldes, mientras que en el resto de ciudades los civiles siguen abandonados a su suerte.

Tras los ataques del jueves, las ONG internacionales asentadas en el país estiman que un 10 % de la población ha huido de sus casas al bosque y se encuentra allí sin agua, en condiciones infrahumanas y con necesidad de ser atendida.

Además, se cuentan ya un total de 400.000 desplazados, 68.000 refugiados y se estima que un 50 % de la población necesita ayuda urgentemente, según los últimos datos aportados por la ONU.

A pesar de que el conflicto tiene el origen en un enfrentamiento religioso, los escasos testimonios que llegan desde la República Centroafricana afirman que la población no quiere declarar la guerra a la comunidad religiosa contraria y que es víctima de la violencia y crueldad de los rebeldes de ambos bandos.

Según  señala  la  asociación  Caritas  en  un   vídeo  divulgativo,  incluso  los  líderes religiosos, cristianos y musulmanes, “se han unido para condenar la anarquía y trabajan con la comunidad para resistir la violencia”.

 

Deja un comentario

  • Aquí se habla de…

  • Marcando el tiempo…

    septiembre 2018
    L M X J V S D
    « feb    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930

  • Nos interesa tu opinión…

También te podría interesar...

Madres desde la infancia. Fuente: Naciones Unidas.

África subsahariana registra el mayor número de embarazos adolescentes de los últimos años

Abrir artículo →