Cargando...
Estás en:  Portada  >  África  >  Artículo

Boko Haram aterroriza de nuevo a Nigeria

Por   /   Jueves, 22 | enero | 2015  /   No hay comentarios

Abubakar ShekauLa amenaza del grupo islamista nigeriano Boko Haram no cesa en 2015. Comienza, de hecho, como uno de sus años más letales. Sus ataques contra la población civil se recrudecen este mes de enero y dejan cerca de 3.000 víctimas a su paso, según datos del Gobierno nigeriano, presidido por Goodluck Jonathan.

El clima de terror, de persecución y violencia así como la situación de desamparo, han obligado a más de un millón de personas a abandonar sus hogares en el norte de Nigeria en los últimos cinco años, según un informe elaborado por Naciones Unidas. Una cifra que, según advierte la organización, podría aumentar el número de desplazados tanto dentro del país como hacia los fronterizos Camerún, Níger y Chad.

La población total de Nigeria es, tomando como referencia las mediciones del año 2013, de 173,6 millones de personas. Boko Haram ha matado a más de 15.000 de ellas desde que comenzó su enfrentamiento con el Gobierno nigeriano en el año 2009, según el balance de la agencia EFE.

Baga: su ataque más mortífero

“Nosotros matamos a la gente de Baga según las instrucciones de Dios en nuestro libro”, fue la justificación que dio el líder del grupo terrorista y uno de los más buscados de África, Abubakar Shekau, a uno de los últimos ataques perpetrados por el grupo a principios de enero. Amnistía Internacional lo definía como “su ataque más letal y destructivo”.

El golpe de los fundamentalistas fue dirigido contra la región de Baga, en el estado de Borno, al norte del país. Fue quemada y saqueada por completo. “Cientos de milicianos fuertemente armados comenzaron a prender fuego a comercios y viviendas y mataron a todo aquel que intentaba huir“, relataba a través de un intérprete, Musa Maina Yusuf, vecino de la zona.

La cifra de muertos tras lo ocurrido oscilaba desde los 150 (según las cifras del gobierno del país) hasta los 1.000 (según Médicos sin Fronteras) o los 2.000 (según varios medios internacionales). La inseguridad sobre el terreno dificultaba las tareas de reconocimiento y la exactitud del balance de víctimas

Ante este contexto de emergencia, diversas asociaciones de ayuda humanitaria concentraron sus esfuerzos en llegar a las personas más vulnerables. Beat Mosimann, jefe adjunto de la delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Abuja, cuenta de primera mano a qué retos se están enfrentando.

Médicos Sin Fronteras alertaba también de que la ofensiva había provocado la huida y el desplazamiento de 10.000 personas a la ciudad de Maiduguri, capital del estado de Borno. Así lo advertía la coordinadora de programas de la ONG en el país, Isabelle Mouniaman-Nara, quién, además, informaba de la tarea de varios campos de ayuda médica sobre el terreno.

Nigeria MSF campos

Mapa de Nigeria y campos de ayuda de MSF. Fuente: MSF.

Una superviviente, que estuvo detenida durante cuatro días y que logró escapar a Maiduguri, relató su pesadilla a Amnistía Internacional: “Boko Haram se llevó a unas 300 mujeres y nos tuvo en una escuela de Baga. Liberaron a las de más edad, a las madres y a la mayoría de los niños cuatro días después, pero aún tienen a las más jóvenes”.

Esta ONG y Human Rights Watch publicaban poco después varias imágenes por satélite que evidenciaban la destrucción y la devastación de las poblaciones afectadas de la zona; Baga y Doro Gowon. Las imágenes muestran el antes y el después de los ataques y de las, al menos, 3.700 estructuras, en su mayoría viviendas y pequeños comercios, que fueron destruidas durante las últimas ofensivas del grupo islamista.

Menores de edad como arma letal

El antes y el después de la localidad nigeriana de Baga. por AI MICHAH FARFOUR DigitalGlobe EFE

Baga y Doro Gowon, por satélite. Fuente: Amnistía Internacional.

Boko Haram, traducido habitualmente como “la educación occidental es pecado”, es un grupo terrorista de ideales islamistas que persigue instaurar en todo el país lo que ellos consideran un “Estado Islámico”. La necesidad de la implantación de la sharia es otro de los objetivos que planea desde el año de su fundación, 2002. Desde hace poco más de cinco años, su sanguinaria campaña para conseguirlo, se ha intensificado.

El ejército de Nigeria, muy criticado por su inacción ante la sucesión de los atentados, realizaba tras lo ocurrido en Baga, una petición de ayuda a la comunidad internacional para hacer frente a la milicia radical.

Mientras tanto, Boko Haram continúa en su línea mortífera. El 10 de enero protagonizaba un ataque con una menor de edad como embajadora de sus explosivos. Se trataba de una niña de 10 años que se inmolaba en un mercado en Maiduguri, matando a 20 personas.

Otra joven superviviente, que fue raptada con anterioridad y que logró escapar de sus captores, narraba que las cautivas eran “violadas varias veces al día y obligadas a convertirse al Islam”, bajo amenaza de ser degolladas.

Niñas secuestradas por Boko Haram en Nigeria

Secuestro de niñas en Chibok por Boko Haram. Fuente: CNN.

La actividad de Boko Haram tuvo verdadera repercusión a escala mundial a raíz del secuestro de más de 200 niñas de una escuela de Chibok, en abril del año 2014. Poco después, el día 5 de mayo, el líder Abubakar Shekau, reivindicaba lo ocurrido. Lo hacía a través de un vídeo en el que amenazaba con que cesara la educación occidental de los estados nigerianos de Borno, Yobe y Adamawa. Advertía, además, de su intención de vender a las niñas al mercado.

Michelle Obama

Tuit de Michelle Obama: Fuente: Twitter.

Gran parte de esa repercusión internacional corrió a cargo de la red social Twitter. La expresión “Bring back our girls” (Devolvednos a nuestras niñas), utilizada en su origen por Oby Ezekwesilila, ex ministra de Educación de Nigeria y vicepresidenta del Banco Mundial para África, fue difundida por numerosos activistas del país. El apoyo trascendió fronteras y millones de personas se sumaron al grito de su liberación. El 44% de los tuits que utilizaron esa etiqueta procedían de EEUU. El impacto de la protesta llegó en forma de cartel hasta las manos de Michelle Obama y a las de numerosos artistas mundiales.

 

Sobre el autor

msotres2@alumno.uned.es'

Periodista con la mira informativa puesta en la región de Oriente Medio y Norte de África (MENA). Hay voces silenciadas por muchos rincones del planeta a las que el periodismo tiene el deber de abrir paso.

Deja un comentario

También te podría interesar...

15757970712_81c2b50d91_b

La BBC anuncia la tercera edición del Premio Komla Dumor de Periodismo

Abrir artículo →