Cargando...
Estás en:  Portada  >  Asia y Oceania  >  Artículo

A la caza del delfín

Por   /   Miércoles, 22 | enero | 2014  /   No hay comentarios

250 delfines han sido capturados y asesinados en la primera campaña del año de la caza de esta especie, una práctica tradicional en Japón pero considerada masacre en Occidente

Momento de la caza de delfines

Momento de la caza de delfines

Cada año por estas fechas, miles de pescadores japoneses  se desplazan hasta Taiji, una pequeña localidad costera del Pacífico famosa por ser la cuna de la pesca de cetáceos. Y cada año se repite la misma imagen: las aguas del mar teñidas de rojo a causa de la caza de delfines. Este tipo de caza es una tradición que se remonta al siglo XVII, y se ha convertido en el modo de vida de los habitantes de este pueblo. Desde septiembre hasta abril, es temporada de caza de delfines y ballenas en Japón, donde la carne de estos dos animales es muy apreciada. Según datos, en esta primera campaña del año – de apenas 10 días de duración – se han cazado unos 250 delfines.

Los métodos de caza, inventados en el propio pueblo, son tradicionales, poco ortodoxos y crueles. El proceso de caza consiste en hacer un círculo con varias embarcaciones y crear un muro de sonido que empuja a los delfines hacia la bahía. Una vez allí, se seleccionan los ejemplares que irán a parar a acuarios y zoos, y todos los demás son masacrados con arpones manuales, para vender luego su carne. Esta práctica ha sido denunciada por la organización ecologista Sea Shepherd Conservation Society, cuyo fundador, Paul Watson, considera que “capturar los delfines para mostrarlos en un acuario no forma parte de la cultura japonesa y la brutalidad de esta masacre no sería nunca aceptada jurídicamente en cualquier matadero en todo el mundo, Japón incluido”. El oscarizado documental The Cove ya mostró en 2009 esta costumbre, poniendo en el punto de mira internacional al pequeño pueblo de Tiaji, y denunciando el sacrificio de 23.000 delfines cada año.

 

La embajadora americana en Japón, Caroline Kennedy, también criticó en su cuenta de Twitter esta práctica.

tweet

 

 

 

 

El Gobierno y las autoridades japonesas no tardaron en responder, alegando que esta práctica forma parte de la cultura gastronómica de Japón y que no se pone en peligro a las especies. Además, afirman que la caza es legal porque no existe ninguna normativa internacional que lo prohíba.

Algunas personalidades ya se han mostrado en contra de esta tradición, como es el caso de Yoko Ono. La artista japonesa ha publicado una carta abierta donde pide a los pescadores que abandonen esta práctica, porque además daña la imagen exterior del país.

 

Deja un comentario

También te podría interesar...

seísmo Taiwán

Taiwán, 10 días después del terremoto

Abrir artículo →