Cargando...
Estás en:  Portada  >  Europa  >  Artículo

El telón de acero se levanta de nuevo

Por   /   Martes, 10 | diciembre | 2013  /   No hay comentarios

Moscú ha restringido las importaciones metalúrgicas y de productos alimenticios de Ucrania y ha impuesto rígidas normas aduaneras, medidas de presión que mandan un claro aviso a Ucrania. Nikolái Azárov, primer ministro de Ucrania: “La decisión es la única posible”

putinEl pasado 28 de noviembre, durante la cumbre de Vilnus, debería haber tenido lugar la firma del Tratado de Asociación entre Ucrania y la Unión Europea. Este acuerdo nunca llegó a hacerse oficial, y como suele pasar en estos casos, las razones del porqué son distintas, dependiendo de a quien preguntes.

Las voces europeistas en Ucrania, que desde que se conoció la congelación de la firma del acuerdo han salido a las calles a protestar contra su Gobierno, y la propia organización europea apuntan a un claro y único culpable en esta polémica: Rusia. Son muchos los analistas internacionales que hablan de chantaje por parte de Moscú, un chantaje económico que se ha visto reflejado en algunas de las últimas acciones del país liderado por Vladimir Putin. Moscú ha restringido las importaciones metalúrgicas y de productos alimenticios de Ucrania y ha impuesto normas aduaneras que provocan largas colas de vehículos en la frontera; éstas son medidas de presión que mandan un claro aviso a Ucrania. Por otro lado, y siempre presente cuando hablamos de las relaciones ucranio-rusas encontramos el asunto del gas, un gas que es importado a Ucrania desde Rusia y del que depende la industria ucrania, que se vería muy encarecido si el acuerdo con la UE se hubiese producido.

francia-alemanaUcrania, o más bien su presidente Victor Yanukóvich, decidió, ante estas desoladoras consecuencias, paralizar la firma del Tratado de Asociación, y no casarse con nadie, dejando abierta la puerta tanto a la Unión Europea como a la Unión aduanera, integrada por Rusia, Bielorrusia y Kazajistán. Esta decisión del Gobierno ucraniano cuenta con apoyos entre la población del país, en especial de la zona oriental. El periódico El Pais, en su edición digital, recogía las palabras de un hombre participante en las manifestaciones de apoyo a Yanukóvich, que aseguraba no estar en contra de la Unión Europea, pero calificaba de inasumibles las consecuencias que el tratado tendría para Ucrania. El primer ministro, Nikolái Azárov, parece estar de acuerdo con este manifestante ya que afirma que la congelación del tratado es fruto de las exigencias del Fondo Monetario Internacional que, para conceder un crédito con el fin devolver créditos anteriores, exigía duplicar las tarifas de los servicios municipales, congelar sueldos, disminuir las prestaciones sociales y abolir los subsidios de agricultura. La decisión tomada, dijo Azárov, “es la única posible”.

Ucrania está ahora a la espera, dividida, entre aquellos que acusan a Rusia de querer volver a su pasado soviético y los que aseguran que un acercamiento a la UE solo traería problemas económicos y sociales a la población. Ucrania es ahora un caramelo que parece que a todos gusta; de un lado, la Unión Europea, los países occidentales, y del otro Rusia y sus Estados amigos. Parece que el telón de acero vuelve a dividir Europa.

 

Deja un comentario

  • Aquí se habla de…

  • Marcando el tiempo…

    junio 2018
    L M X J V S D
    « feb    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930  

  • Nos interesa tu opinión…

También te podría interesar...

luis-guindos-1-1014x553

El Parlamento Europeo descarta a De Guindos y apuesta por el candidato irlandés para el BCE

Abrir artículo →