Cargando...
Estás en:  Portada  >  Asia y Oceania  >  Artículo

2013: el año que la India dijo basta

Por   /   Domingo, 5 | enero | 2014  /   No hay comentarios

2013 ha sido el año en el que las hindúes dijeron basta. La violación colectiva de una estudiante en Nueva Delhi, capital de la India, fue el chispazo que encendió la lucha pública en contra de los abusos a mujeres.

Mujer pasea en la India delante de pintada reivindicatoraMiles de hindúes se sumaron a las protestas, miles gritaron en las calles y miles se han sorprendido al ver que un año después muere en el hospital de Calcuta una adolescente por quemarse a lo bonzo tras ser violada por siete hombres el pasado octubre.

Denunciar el delito  enfureció a los agresores de la niña de 12 años que, en venganza, volvieron a raptarla y abusar sexualmente de ella. Quedó embarazada, según su padre no podía soportar la presión.

 La semana pasada otra chica fue abusada por un grupo de seis violadores que la capturaron después de que fuera violada por uno en el sur de la India.

 La información sobre violaciones en la India salpican día tras día las páginas de los medios de comunicación hindúes. Los casos son terribles e innumerables, pero por lo menos ahora llegan a las comisarías de la policía y la indignación a las portadas de los periódicos.

Más mujeres se atreven a denunciar los ataques: en la capital se han duplicado las denuncias. “Un nuevo fenómeno, algo excepcional”, opina la historiadora y socióloga Jyoti Atwal, de la universidad Jawaharlal Nehru.

 Según datos de la ONU, en 2011 24.000 mujeres fueron violadas en la India y parece que para 2013 la cifra va a ser mucho mayor pero según el investigados de Amnistía Internacional, Divya Iyer,  la tendencia se limita a las ciudades: “Se trata principalmente de mujeres de clase media. No es general, en las zonas rurales en particular el acceso a la justicia es un problema”.

 Más de la mitad de las víctimas (54,7%) tenían entre 18 y 30 años, pero la cifra que más preocupa es que en el 94% de los casos los agresores conocían a sus víctimas.  Por ello no sorprende que TrustLaw, un servicio de noticias propiedad de Thomson Reuters, calificó el país como el peor del mundo para ser mujer.

Hoy las víctimas pueden llamar al 181 y las penas para los agresores se han endurecido pero aún no existe “ningún sistema o institución que ayude a las supervivientes de ataques sexuales”, lamenta la abogada Indira Jaising.

Mapa geográfico de las violaciones en la India

Marzo fue un punto te inflexión. El Gobierno aprobó penas mayores, incluso la pena de muerte para los reincidentes y los casos más pero la falta de protección de las víctimas provoca que retiren las denuncias ante amenazas de los abusadores.

 Y es que el problema en la India es un tema de fondo. Combatir el machismo es difícil cuando el mismo director de la Oficina Central de Investigaciones (CBI) se atreve a pronunciar “si no podemos evitar las violaciones, disfrutémoslas”.

“Amanat”, sobrenombre que recibió la estudiante violada que inicio las multitudinarias protestas, significa tesoro en lengua urdú. Un símbolo nacional e internacional que hizo cambiar a la India.

 

Sobre el autor

Periodista interesada en nuevas formas de comunicación internacional

Tras un año en la sección de cultura de la Agencia Efe emprendo la aventura de formar parte de la delegación de Santiago de Chile. Periodista interesada en nuevas formas alternativas de comunicación internacional, como los reportajes ilustrados de Joe Sacco, que sigue firmemente algunas enseñanzas de Kapuscinski como que “nadie debería escribir sobre otra persona sin haber compartido antes un poco de vida”.

Deja un comentario

También te podría interesar...

seísmo Taiwán

Taiwán, 10 días después del terremoto

Abrir artículo →